Ver todas las publicaciones archivadas en Tercera Cultura

La ciencia y el pensamiento crítico acostumbran a estar ausentes de los debates sociales y políticos actuales (en los ámbitos de habla hispana). Prescindir de las aportaciones e interrogantes científicos es una merma incuestionable si se pretenden comprender en toda su profundidad los problemas que nos conciernen. Sin la ciencia, opiniones sobre la violencia o la educación, por ejemplo, se sostienen en ideologías, modas y prejuicios. Es necesario que en estos debates haya un punto de apoyo, que es el que ofrece la ciencia.

HBES 2018: Un lenguaje darwiniano común

La sociedad internacional para el estudio de la Conducta Humana y la Evolución (HBES), que publica la revista Evolution and Human Behavior, celebró su 30 conferencia anual a inicios de este mes de julio en la universidad de Amsterdam. Junto a la presentación de trabajos y resultados inéditos, las conferencias principales cubrieron temas muy diversos; desde la ciencia genética de los gemelos (Nancy Segal) a la matrilinealidad en China (Ruth Mace), pasando por la crisis de replicabilidad en psicología (Dan Fessler) o el conflicto biológico entre huéspedes y parásitos (Toby Kiers), entre otros. El primatólogo holandés Frans de Waal, célebre autor de la Política de los chimpancés (1981) se encargó de clausurar la conferencia con un alegato científico en contra del antropocentrismo: los primates no humanos, y otras especies como los elefantes, poseen mecanismos de cooperación eficaces y complejos, incluyendo “intencionalidad compartida” y un rudimentario sentido de la justicia o “aversión a la desigualdad”, según muestran varios estudios empíricos publicados durante los últimos años (Lagergraber, 2007; Campbell y De Waal, 2011; Clay y De Waal, 2013; …

De las bacterias a Bach. La evolución de la mente

La conciencia humana es tan rara que parece maravillosa. Nuestra especie ha ganado la carrera por la supervivencia entre los vertebrados del planeta, y actualmente nosotros y nuestros animales domésticos somos más del 98 por ciento. Pero esta es sólo una pequeña fracción de la vida terrestre. La mayoría de los seres vivos que han vivido, viven y vivirán en la Tierra de forma evolutivamente competente lo hacen sin entender que existen ni por qué. Lo que Daniel Dennett (Boston, 1942) llama “competencia sin comprensión” y Borges expresó poéticamente: “No habrá una cosa que sepa que su nombre es raro”. Dennett es quizás el más conocido filósofo materialista de las últimas décadas. Los críticos lo han calificado como “fanático intelectual” por su empeño en eliminar cualquier vestigio de explicación espiritual, aunque es probable que esta última obra, De las bacterias a Bach, también irrite a sectores intelectuales modernos como los defensores de los derechos animales, debido a su cuestionamiento de la conciencia animal no humana. No se le puede negar a este combatiente de la …

Es hora de dejar de culpar a los hombres por sus problemas de salud mental

Muchas campañas de salud mental animan con regularidad a que la gente pase más tiempo hablando. Estas campañas consideran que hablar es un signo de instrucción emocional, esencial para el desarrollo de salud mental y resiliencia psicológica. Y esta insistencia en conversar se usa a menudo cuando se discute sobre la salud mental de los hombres, a la vez que se estereotipa a los hombres como silenciosos y auto-destructivos, arrogantes y estoicos ante los problemas de salud mental. Por ejemplo, la campaña nacional australiana de salud mental “Beyond Blue” abre su página web sobre salud mental de los hombres con la frase “es sabido que los hombres suelen reprimir sus cosas”. Del mismo modo, artículos recientes sobre salud mental de los hombres se centran en el supuesto carácter taciturno de los hombres, con acusaciones del tipo “los hombres necesitan hablar de su salud mental” o “no hablar sobre salud mental está matando literalmente a los hombres”. Este discurso culpa a los hombres mismos por sus problemas de salud mental. El argumento es algo así como: …

Cuando las brechas de género en salud mental afectan más a los hombres

Robert Whitley (*) es investigador de psiquiatría social en el Hospital Douglas de salud mental de Montreal, situado dentro de un enclave natural en la ribera del río San Lorenzo. También da clases en la universidad McGill, y está especializado en estigma de la enfermedad mental y en salud mental masculina, dos asuntos que erizan las sensibilidades pero no siempre reciben la atención pública que merecen. El pasado mayo el Dr. Whitley presentó un simposio en esta universidad (en la foto, el edificio Leacock) para abordar los “nuevos horizontes” en salud mental masculina desde una variedad de perspectivas más allá de la ciencia médica. En el panel tomaron parte Daniel Bilsker, experto en adicciones de la universidad de British Columbia, Barbara Kay, periodista y columnista canadiense del National Post, la escritora científica Susan Pinker, asimismo especialista en temas de género y autora de La paradoja sexual, junto con la eurodiputada Teresa Giménez Barbat, que impulsa el estudio de la salud masculina desde una perspectiva renovada de género, a través de la plataforma EUROMIND. En primer …

El mayor estudio sobre diferencias de sexo en el cerebro

El estudio de las diferencias de sexo en el cerebro no es una mera curiosidad zoológica. En áreas como la investigación biomédica resulta vital si aspiramos a una medicina de precisión que evite sufrimiento, ahorre presupuesto público y termine produciendo un genuino bienestar social. El debate alcanza incluso a los parlamentos nacionales y transnacionales, como el de la Unión Europea, donde ya se ha debatido un informe sobre igualdad de género en la investigación clínica y la salud mental, con un énfasis en las mujeres. Notables diferencias de sexo en desórdenes psiquiátricos son lo bastante conocidas: el Alzheimer, o los desórdenes de ansiedad y depresión afectan significativamente más a las mujeres, mientras que los hombres sufren más por autismo, dislexia o esquizofrenia, lo cual apunta a que algunos trastornos donde la diferencia de sexo es pronunciada pudieran ser una manifestación “extrema” de rasgos típicos del cerebro masculino o femenino. Otras diferencias de sexo en la psicología y el comportamiento difícilmente pasan desapercibidas: los hombres sobresalen en razonamiento espacial, o en agresión, mientras que las mujeres …

Género y salud mental. ¿Importan también los hombres?

La Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género del Parlamento Europeo ha preparado recientemente un informe titulado “Promoviendo la igualdad de género en la salud mental y la investigación clínica”. Este informe fue aprobado por el Parlamento en sesión plenaria en febrero del 2017. El informe debe ser bienvenido, aunque sólo contenga recomendaciones y no obligaciones. Los activistas de la salud mental pueden utilizar esos informes como herramienta para un cambio positivo en el área, especialmente cuando hay deficiencias en la comprensión y la prestación de servicios. Desgraciadamente, el informe se queda corto en numerosos frentes: Ignorando a los hombres En primer lugar, la expresión “igualdad de género” es implícitamente igualada a la salud de las mujeres a lo largo del informe. De los 163 párrafos en el informe, solamente 2 son dedicados a la salud mental de los hombres. Del mismo modo, el recuento de palabras revela que las palabras “mujeres” y “niñas” aparecen 217 veces, mientras que “hombres’ y “niños” sólo aparecen 45 veces. Los hombres tienen tasas significativamente más …

David Buss: Por qué se moraliza el sexo

La “libertad sexual” no existe. Algunas conductas relacionadas con el sexo de hecho se consideran moralmente inaceptables y están sujetas a distintas sanciones sociales, mientras que otras son universalmente consentidas o incluso incentivadas. Además, resulta que no sólo la Biblia y la tradición judeocristiana, o las costumbres occidentales, están obsesionadas originalmente con este tema. Existen normas bastante explícitas para regular la sexualidad y el matrimonio al menos desde el código sumerio de Ur-Nammu, fechado entre los años 2100 y 2050 a.C, pasando por las leyes indias de Manu, del siglo III antes de la era cristiana.

Conferencia Internacional para el estudio de las diferencias psicológicas individuales (ISSID 2017)

La personalidad humana también ha sido moldeada por la evolución. Y desde esta perspectiva, la psicología presenta una doble cara. Estudia los sistemas que han evolucionado para resolver problemas específicos con los que se encontraron nuestros ancestros, y que tuvieron un impacto en su supervivencia. Son lo que llaman “adaptaciones” y son prácticamente universales. Pero estos “sistemas” varían considerablemente a través de grupos e individuos, lo que termina traduciéndose no sólo en diferencias triviales del carácter o la personalidad individual, sino en las diferencias humanas que más importan y traen de cabeza a educadores y legisladores, desde el desarrollo económico y político al impacto de las conductas antisociales. En la psicología de la personalidad habría algo así como dos “mundos” (Burgess y MacDonald, 2005): uno de mecanismos universales y otro de diferencias individuales. Ambos son aspectos complementarios. Las diferencias individuales ciertamente existen, pero son inteligibles dentro del rango normal que presentan los sistemas evolutivos –comunes a la especie. Para el más influyente psicólogo diferencial del siglo XX, Hans Eysenck (1916-1997) “los individuos realmente difieren entre sí y parece que …

Google y la diversidad. La controvertida ciencia tras el “manifiesto” de James Damore

James Damore, ingeniero y biólogo computacional formado en Harvard, Princeton y el MIT era uno de los trabajadores de Google en su sede californiana antes de ser despedido este 7 de agosto, supuestamente por “fomentar estereotipos dañinos de género” que violan el “código de conducta” de la compañía, en opinión de su jefe ejecutivo, Sundar Pichai. La decisión de prescindir de Damore –que ha anunciado que se querellará contra la firma– se precipitó tras la difusión este mismo mes de una nota de 10 páginas discutida inicialmente en un foro interno de Google. El documento, “Google’s Ideological Echo Chamber” (“La cámara de resonancia ideológica de Google”), fue filtrado para todo el público por la web GIZMODO, a través una versión cercenada que omitía fuentes académicas y algunos gráficos asociados al texto original GIZMODO describió el documento como un “manifiesto anti diversidad” y a partir de entonces las reacciones negativas se han sucedido en cadena a través de las redes sociales, en algunos casos procedentes de los mismos compañeros de trabajo de Damore, pero también de …

Razón y emoción en política

El pasado 27 de junio una espaciosa sala del parlamento europeo auspició un evento conjunto de dos iniciativas preocupadas por traer más cultura científica a la sociedad y la política: la serie de conferencias y publicaciones EUROMIND, coordinada por la eurodiputada Teresa Giménez Barbat, y la asociación cultural catalana CLAC (Centro libre. Arte y cultura), representada en Bruselas por Miriam Tey. Para hablar de “razón y emoción en política” el evento contó con un panel de expertos formado por el catedrático de psicología clínica de la Universidad del País Vasco Enrique Echeburua, y con la experta en comunicación política Sophie Lecheler, moderados y presentados por el director del instituto de neurociencias de la universidad autónoma de Barcelona, Ignacio Morgado. Aunque el tema del panel es tan antiguo como la política, ahora contamos con herramientas nuevas para abordarlo e intentar conjugar dos aspectos aparentemente mal avenidos como ciencia y política. ¿Es posible separar razón y emoción? Ignacio Morado ofreció en la introducción una síntesis sobre la ciencia de las emociones en su relación con la razón. De …

Las diferencias de sexo y la brecha de género

Transcripción de la conferencia pronunciada por Susan Pinker el pasado 28 de marzo de 2017 en el Parlamento Europeo, dentro del ciclo de conferencias EUROMIND coordinado por la eurodiputada del grupo ALDE Teresa Giménez Barbat. La autora es una psicóloga del desarrollo educada en la universidad McGill y Waterloo. Columnista de The globe, Mail y The Wall Street Journal. Autora de dos libros: The Sexual Paradox: Men, Women and the Real Gender Gap (2008), sobre las raíces evolutivas de las diferencias de sexo en la escuela y el trabajo y de The Village Effect (2014), sobre los efectos en la salud de las redes sociales personales en la era digital (reseñada aquí en TC).

Adolf Tobeña: Desiguales

Fuente: euromind. Algunas palabras destacadas encierran y difunden un mito, al tiempo que acarrean un gran potencial de confusión. “Igualdad” es una de ellas. Su pedigrí y estatus en la escala de los valores políticos es incontestable, sobre todo desde que los ilustrados la elevaron a la Trinidad de los principios republicanos, como uno de los garantes insoslayables del ejercicio de la plena ciudadanía. La igualdad social dibuja y prefigura una meta moral de perfección. Un apetecible y prístino horizonte de reparto equitativo y adecuadamente distribuido de atributos, bienes, roles, servicios y costes para todo el mundo, en cualquier circunstancia y condición, y en todos y cada uno de los rincones del planeta. No debe extrañar, por consiguiente, que la mayoría de los idearios que compiten en el mercado de las promesas de la buena gobernanza,  enarbolen la igualdad como enseña preferente. El problema recurrente con la igualdad es que ofrece una insospechada y tozuda  resistencia a dejarse conquistar. Sea cual fuere la ruta ideológica de aproximación o el procedimiento normativo, económico o tecnológico de …

¿Es el pene una construcción social?

En 1996 Alan Sokal consiguió publicar un artículo –que en realidad era una parodia deliberada del posmodernismo, el deconstruccionismo y otras modas intelectuales del siglo XX– en la revista de ciencias sociales Social text. Un año más tarde Sokal y Bricmont publicaron el libro Imposturas intelectuales (Fashionable nonsense) que venía a resumir el llamado “Sokal affair” para un público más amplio. Es por lo menos plausible asumir que tanto el falso artículo como el libro consiguieron algún efecto. Aunque esta medida es bastante grosera, si buscamos actualmente la palabra clave “Posmodernism” en la base de datos de Google Books se aprecia una caída bastante brusca que coincide a grandes rasgos con la irrupción del escándalo Sokal.

AMBROSIO GARCÍA LEAL

Cerebros sexuados: ¿biología o biologismo?

Autor: Ambrosio García Leal  Fuente: euromind En las últimas décadas han proliferado los informes de dimorfismos sexuales en los cerebros de una amplia variedad de especies, incluida, por supuesto, la humana. Ahora se afirma sin ambages que hay cerebros masculinos y cerebros femeninos, y hasta hay científicos que han edificado su carrera sobre este supuesto (como el ínclito Simon Baron-Cohen, quien afirma que el autismo vendría a ser la expresión de un cerebro «hipermasculino»). También se dice que este dimorfismo cerebral (que se presupone innato, lo cual es mucho suponer teniendo en cuenta la plasticidad del cerebro) puede explicar las diferencias intelectuales entre sexos evidenciadas por numerosos estudios psicológicos.Hoy es habitual escuchar afirmaciones del estilo de que las mujeres son más emotivas y tienen mayor aptitud verbal (lo que no deja de ser una reformulación políticamente correcta del viejo tópico machista de que las mujeres son irracionales y parlanchinas) mientras que los varones tienen una mayor aptitud matemática y espacial. Y los psicólogos evolucionistas han echado leña al fuego ofreciendo argumentos adaptacionistas, a cual más simplista y …

La psicología política del Brexit

Una suposición natural de la democracia es que los votantes son al menos suficientemente racionales, si no para escoger la mejor de las opciones disponibles, si al menos para saber lo que votan. Algunos dudan de que incluso este modesto supuesto sea cierto, pero en los últimos años, sobre todo a raíz del resultado del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea, y de las últimas elecciones a la presidencia de los Estados Unidos, la sensación de que vivimos en una “era de irracionalidad” y de la “posverdad” se ha extendido entre la élite cognitiva de las sociedades occidentales.

Claire Lehmann

El stress y la paradoja de la felicidad femenina

Desde los años 60 las mujeres han entrado en la fuerza de trabajo y conseguido independencia financiera. Dejar los matrimonios infelices se ha convertido en socialmente aceptable. A través de las carreras, las mujeres ganan en status, disfrutan de realización intelectual y tienen menos presión para conformarse a los estrechos estereotipos de lo que significa ser una “mujer”. Se ha suavizado el estigma que existía acerca de la libre expresión de la sexualidad femenina, y la legislación está ahí para proteger a las mujeres del acoso sexual.

Entrevista con Debra W. Soh, investigadora de sexo y neurocientífica

Debra W. Soh es una investigadora de la sexualidad y una neurocientífica de Toronto, Canada. Supe de Debra tras leer su columna en LA TIMES sobre la futilidad de la crianza neutral de género. Me puse en contacto con ella porque quería saber más sobre su campo de neurociencia del sexo, su propia investigación y sus opiniones tras estudiar las diferencias de sexo en el cerebro. Debido a que el estudio del sexo y de las diferencias de sexo a menudo está trabado con obstáculos políticos, también quería tener una imagen general sobre cómo se acerca una neurocientífica de la sexualidad a algunos de estos temas controvertidos.