Navegar a...

Publicado por el 23 feb, 2009 en Biopolítica, Divulgación Científica, Empresa, Entrevistas, Laicismo, Redifusión, Tercera Cultura, Traducciones | 31 comentarios

Eduard Punset: “Si la vida fuera eterna no pondríamos en ella la misma intensidad”

Este artículo ha sido leido 5459 veces

Estamos dedicando un especial a la inmortalidad, esta aspiración tan humana y tan controvertida a la vez. Eduard Punset, profesor de Ciencia, Tecnología y Sociedad en la Facultad de Economía del Instituto químico de Sarriá (Universidad Ramón Llul), director y presentador del programa de divulgación científica Redes, amigo y colaborador de Tercera Cultura, es tan amable de recibirnos en su casa.

Estamos en un piso muy soleado, con amplias vistas, en la parte alta de Barcelona. Unos hermosos fósiles de gran tamaño reposan en distintas mesas y soportes. “Aquí tengo sólo unos pocos” dice mientras observo un saurio petrificado de grandes fauces. El Sr. Punset nos ha buscado un hueco en una agenda vertiginosa y vamos a disfrutarlo.

Este especial está ilustrado con dos artículos. Uno, de Gregory Benford, y, otro, de Aubrey de Gray, ambos publicados en la prestigiosa revista Edge. Las primeras preguntas se basan en su contenido.

- Teresa Giménez Barbat

Tercera Cultura: Sr. Punset, el escritor Gregory Benford está seguro de que podremos vivir fácilmente hasta los 150 años y de que muchos de los que ahora que leen su artículo lo van a ver. También Aubrey de Gray nos asegura que la técnica se acelerará tanto de forma inmediata que nada de lo que estamos comentando en esta entrevista será ya una utopía. ¿Cree que es cierto y que, por desgracia, a algunos se nos escapará esta oportunidad por los pelos?

Eduard Punset: En la perspectiva del tiempo geológico, el tema de la inmortalidad es muy relativo. Bien, ya éramos inmortales. La vida ya fue inmortal. Cuando el sistema de reproducción era la clonación. Esa inmortalidad se interrumpe hace muy pocos años, unos 700 millones, cuando se diferencian las células germinales. Cuando un óvulo y un espermatozoide se unen para dar al mundo un ser único e irrepetible y, por lo tanto, mortal. El amor materno no tiene otra explicación. Yo nunca he visto que una estrella de mar que se desgaja y da lugar a otra estrella de mar igual que ella genere algo así.

Muchos científicos opinan que hay una relación entre la materia inerte, la materia viva y la inteligencia. Así que me parece que la gente exagera con la inmortalidad. No, las cosas están bien como están. Si la vida fuera eterna no pondríamos en ella la misma intensidad. No me preocupa esa inmortalidad.

TC: Pero una de las ventajas que dice Bendfrod que traería una vida más larga es que los humanos se acostumbrarían a pensar en un plazo más largo. Eso les haría más conscientes del problema del medio ambiente, por ejemplo.

EP: Para esto no hace falta alargar la vida. Nosotros ya elaboramos distintas perspectivas temporales. Por ejemplo, estamos celebrando el bicentenario de Darwin. La suya era una perspectiva muy amplia. Hablamos de perspectivas geológicas del tiempo. En una visión reducida, de corto plazo, no cabe la evolución. No cabe el planteamiento de la evolución. Y de todo esto ya hemos sido capaces sin vivir tantos años.

TC: Gregory Bendford dice una cosa muy interesante: el envejecimiento no es un proceso de deterioro construido por la selección natural sino el resultado, precisamente, de la falta de selección en edades tardías.

EP: La vida siempre fue importante durante su primera época. En Sierra Leone, el promedio de vida aún se parece a los 30 años de término medio que vivían nuestros ancestros. No hacía falta más porque a esta edad ya se había cumplido con la función evolutiva que es perpetuar la especie.

Por otro lado, no está inserto en ningún gen que tengamos que morir en un momento dado. Por eso las teorías de Gray, por ejemplo, no son rechazables ni mucho menos a priori, Lo que ocurre es que la vida es el resultado de una lucha constante entre las agresiones celulares y la capacidad regenerativa de las mismas células. La vida se alarga disminuyendo las primeras y aumentando las segundas. Esto se conseguirá porque hoy en día ya está aquí, es ridículo negar este alargamiento de la vida. Y no sólo por medios tecnológicos como e sugiere Gray. Ya hemos visto lo mucho que se puede hacer simplemente aumentando la higiene general o la asepsia en los partos. Si con precauciones tan pequeñas se logró tanto, los nuevos descubrimientos y mejoras en la ciencia aplicada a la salud traerán una mayor expectativa de vida.

TC: Muchos investigadores que trabajan en el campo del envejecimiento sugieren que una vida ralentizada, sin extremos, ni drogas, ni excesos, baja en calorías añade más años a la vida. ¿No es un panorama aburrido? ¿Cómo encaja en esta idea tan de nuestra época del “vive deprisa, muere joven y sé un bonito cadáver?”

EP: El hecho capital es que el ser humano (y ningún otro animal, ninguna otra especie) ha conseguido triplicar ese promedio. Eso es lo importante. Que lleguemos a vivir 400 o mil años es lo de menos. Lo importante es este salto. Lo importante es que, por primera vez, la especie tiene FUTURO. Por primera vez en la historia de la evolución, una especie, los homínidos, adquieren 40 años de vida redundante en términos evolutivos. Desde mi punto de vista, esta redundancia existe para que el ser humano pueda profundizar en el conocimiento de las cosas y de las personas. De ahí la importancia por primera vez de la irrupción de la ciencia en la cultura popular. Y debido a su impacto masivo, al contrario de lo que ocurría antes uno de los mayores retos del futuro será conciliar el entretenimiento con el conocimiento. Cuando tu hablas del conocimiento como de algo que va a llenarla vida de millones de personas ya no puedes pensar en los términos de un Francis Crick, el descubridor de la molécula del ADN, que aseguraba no conocer a nadie “de la gente de la calle”. Ahora hablamos de una cultura para la gente de la calle, y ya sabemos que sin entretenimiento no habrá conocimiento.

TC: Hay autores como Ray Kurzweil que han dedicado parte de su vida y de su obra a la lucha contra la muerte y la vejez. Esta gente se enmarca en un movimiento llamado trans humanista que dice que la ciencia y la razón nos mejorarán intelectual, psicológica y físicamente y que superaremos las restricciones del envejecimiento…Que habrá un momento “singular”, un cambio hacia otro tipo de hombre.

EP: Hay indicios serios, al contrario de lo que ha ocurrido hasta ahora en que sólo hemos sabido ver el futuro desde el pasado. Y estoy pensando en todo esto de las fosas de la Guerra Civil…

TC: Es curioso que diga esto cuando tengo pensado preguntarle sobre alguna cuestión relacionada…

EP: Sí, sí. Es que ahora podemos mirar el futuro en base a la fusión de la biología y la tecnología. Esto está ahí. El futuro estará marcado por la ciencia y la tecnología, como dice Kurzweil.

Ahora, deducir de esto cambios “singulares” me recuerda un poco a la declaración de Laplace, que cuando le preguntaron por el papel que jugaba Dios en las relaciones matemáticas de la física de los planetas dijo no necesitar de esa hipótesis, que esto ya era así sin más ayuda. No hace falta este “extra” que le añade Kurzweil.

TC: Hay quien se toma muy mal estas conjeturas. Francis Fukuyama escribió un virulento artículo contra el trans humanismo afirmando que era una de las ideas más peligrosas posibles para la humanidad.

EP: Pero vamos a ver, ¿cómo puede alguien decir algo así? Darwin ya había anticipado, antes de que la ciencia lo demostrara, que todos tenemos un origen común. Fíjese: hace 3.500 millones de años, aparecieron las primeras formas de vida. Todo aquello era tremendamente distinto de lo que existe ahora en el planeta. De alguna manera, no hay comparación. El mayor paleontólogo que ha existido, Stephen Jay Gould, decía que somos la última gota de la última ola del inmenso océano cósmico. No tenemos ni 4 días. No sabemos nada de nada.

No, claro que habrá más formas de vida. Y puede haber, ¿por qué no?, seres más inteligentes que los sapiens. Y si eso acaba con el hombre ¿qué pasa? Había unos seres, luego habrá otros. Ha pasado miles de veces. ¿Qué le ven de extraño?

TC: Vemos personas en este planeta que se plantean cuestiones asombrosas por su ambición, que aún parecen de ciencia ficción, y que involucran el futuro de la humanidad en su conjunto. Pero ves nuestra tele o escuchas a muchos de nuestros jóvenes universitarios y parece que no saben salir de ideas localistas y regresivas. Lo que más parece preocuparles son cuestiones que van en dirección contraria y con eso enlazo con un apunte que ha hecho usted antes. En vez de unirnos bajo un ideal de universalismo resulta que nos dedicamos a buscar motivos para la separación de unos y de otros. Y todo por motivos nimios o mistificaciones históricas. ¿No desanima un poco esta falta de amplitud de miras, de cultura, que vemos en nuestro entorno?

EP: Si tienes esta sensación es porque olvidas una constante del cambio y la evolución. Y es que los cambios técnicos son extremadamente rápidos, mucho más que los cambios institucionales, la familia, el estado. Los cambios técnicos, del conocimiento, son más rápidos que los culturales. En este caso nos topamos con ideas de la Edad Media. Estamos tratando de compaginar los cambios técnicos del SXXI con mentalidades regresivas del SXIX, como las de quienes se plantean el nacionalismo exacerbado.

Antes hablábamos de las expectativas de una vida promedio de 30 años. Eso es un instante. Aún hay gente que mantiene esta visión tan limitada. Los cambios culturales son muy lentos. Hay gente que sigue creyendo que su perro le pertenece, o que su mujer es suya o que lo es su territorio. Sorprende cómo pueden plantearse en política visiones como la del nacionalismo exacerbado, que es una visión dimisionaria, absurda. ¡Pero si somos un pequeño planeta, de uno de los billones de estrellas, que viaja a 250 km. por segundo! Nos movemos por el universo SIN UN DOMICILIO FIJO EN EL CIELO. ¿De donde viene este amor por lo que se cree un domicilio fijo y estable?

A eso le llama Dawkins “el código de los muertos”, una de sus aportaciones que más me ha interesado, ese pensar en base a estructuras ancestrales, de gente del pasado. Por desgracia muchas de las conductas del hombre moderno están condicionadas por códigos antiguos que ahora resultan nefastos.

TC: Usted muestra una gran actividad, es un privilegiado por su aspecto y su disposición tan joven y creativa, a pesar de que no lo ha tenido fácil y ha debido luchar por su propia salud. ¿Tiene alguna receta o consejo?

EP: Hay que contar primero con el factor suerte. Los neurólogos han descubierto que en la primera etapa del desarrollo del hombre, en promedio, es necesario que a los 5 años el niño ya haya ganado cierta autoestima, cierta seguridad en sí mismo. Cada vez se conocen más las indeseables consecuencias del abandono o del maltrato a edades tempranas. Después, como punto segundo, el niño tiene que haber recibido para entonces tanto afecto, haber estado tan bien que haya podido desarrollar el deseo y la curiosidad para profundizar en el conocimiento y en el amor de estos seres humanos que le rodean. Si no puedes llegar al mundo del adulto con rechazo o con ánimo de destruirlo. Cuando reflexiono sobre mi suerte individual deduzco que en mi infancia no llegó a ocurrir nada que impidiera llegar a la edad adulta con curiosidad y con amor a las cosas y a las personas.

TC: ¿Cree que la infancia marca a perpetuidad? ¿No nos llevaría esta conjetura a una visión muy relativa de la responsabilidad personal?

EP: Bueno, no en todas las personas. Ahora pienso en Camus. Él fue un niño que sufrió en su infancia, que tuvo un entorno familiar pésimo. Él lo superó. Claro que es superable. Ahora también tenemos pruebas de que una genética depresiva puede no expresarse en un entorno afable. A Albert Camus le salvó la escuela francesa.

Aunque prefiero estar en el grupo no dañado por si acaso.

Pero volviendo al tema de la responsabilidad. Por desgracia, tenemos pocos instrumentos nuevos para garantizar el orden en la manada (y esto viene de lejos) salvo la represión. Hemos inventado la separación de poderes, pero nos la pasamos… Hay tantos países que no la respetan. No hay nada nuevo para conseguir el control y el orden social que no dependan de la coacción en alguna forma. Hemos desarrollado elementos para medir la responsabilidad personal, gracias a los avances de la neurología y la psicología, pero pocos para que sea efectiva en la práctica social. Va ser este uno de los problemas más importantes. Ahora, al final va a prevalecer el interés de la manada, claro.

TC: Y ya para terminar. Auque hay gente que asume que la única inmortalidad la representan los hijos, la descendencia o la obra intelectual que uno lega, no sé si hablan con la boca pequeña. Woody Allen no tuvo reparo en asegurar que cuando pensaba en la inmortalidad quería decir “vivo para siempre”.

EP: ¿Sabe?, yo nunca he sentido esa necesidad. Es curioso. Lo que da sentida a la vida y lo que permite disfrutarla es su carácter efímero. Algo que no puede disfrutar quien cree en una vida eterna. Estoy firmemente convencido de que si fuera inmortal no habría vivido la vida como la he vivido, ni la habría experimentado con la misma intensidad. No, no comparto esa inquietud de Woody Allen.

31 Comentarios

  1. Desde la literatura la misma idea la expresó ya Borges en su relato “Los inmortales” que no destriparé para quien no lo haya leído, pero que viene a decir que siendo inmortales la humanidad no hubiera avanzando como lo ha hecho, sin la mortalidad no tendríamos esa necesidad de avanzar.

  2. Entiendo que, aún siendo “inmortales” gracias a los avances científicos y técnicos, podríamos seguir muriendo en accidentes o por la mano de otros ¿me equivoco?

    Así que siempre podremos seguir luchando entre nosotros, por cuestiones de espacio y recursos escasos.

  3. Pues yo sería feliz viviendo hasta que deseara la muerte. Por ejemplo… 1000 años, eso sí, que mis hijas vivan también 1000 años, mis amigos… difícil. Mejor me quedo como estoy.

  4. Sin ánimo de polemizar lo que Borges expresa en su relato no es tanto la falta de motivación por el avance, sino que este llegará inevitablemente para todos y cada uno de nosotros en cuanto que inmortales por lo que todo podrá ser desdeñado “” Nadie es alguien , un solo hombre inmortal es todos los hombres. Como Cornelio Agrippa, soy dios, soy héroe, soy flósofo, soy demonio y soy mundo, lo cual es una fatigosa manera de decir que no soy” (J:Luis Borges.El Inmortal-El Aleph.)

  5. Estoy totalmente de acuerdo con el profesor Punset, el ser humano esta hecho para innovar, regenerar y vivir mas tiempo aunque esto es lo de menos! Pero que pasa con lo que viene, viviremos mas y mejor y seguramente mas feliz que ahora, surcaremos el espacio como Colon en busca de otros tierras, pero porque hasta ahora no hemos encontrado vida inteligente en este Universo! No puede creer que nuestra especia humana es la única vida inteligente en este inmenso Universo del cual sabemos muy poco, por esto continua en creer en una creatividad divina (o no)! Antes de saber adonde vamos tenemos que saber lo que somos, somos parte del Universo, pero en que medida y porque? La razón del ser humano tiene que tener un objetivo concreto, como todo lo que nos rodea!
    Pero cual estimado profesor, Usted tiene que tener su idea?

    Que nuestro creador le inspire et nos deleite por muchos anos, con su lucidez de la vida.
    Un Abrazo, Juan Van Steen.

  6. Yo creo que, con inmortalidad o sin ella, el humano de a pie seguirá aprovechándose de los mortales o inmortales científicos, que son los que nos están arrastrando a todos, a pesar nuestro
    Los humanos avanzadilla serán incapaces de quedarse con las manos cruzadas.
    El que necesita averiguar cosas, descubrir cosas, explorar…
    Ese tipo de humanos no pararán por muy inmortales que sean
    Y el resto… pues igual que desde el principio de los siglos
    Un beso para Punset

  7. “En este caso nos topamos con ideas de la Edad Media. Estamos tratando de compaginar los cambios técnicos del SXXI con mentalidades regresivas del SXIX, como las de quienes se plantean el nacionalismo exacerbado”

    Tiene Vd. razón Sr Punset.

    Pero, ¿cómo ha aceptado formar parte de la comisión de sabios catalana para la solución de los problemas de Europa y del Mundo Mundial, ¡nada menos!. Qué extravagancia nacionalista!!.

    Siguiendo el juego a lo que, acertadamente, critica en esa entrevista?

  8. Dos cosas:
    - Al estar hablando de esta búsqueda de la inmortalidad ¿no estamos hablando en realidad del instinto de supervivencia que compartimos con otros animales?
    - Desde un punto de vista celular, tratar de inmortalidad es reminiscente de lo que ocurre con las células tumorales. Un fenómeno aberrante.

  9. Todo esto está muy bien.

    No dejen de ver el filme: “EL HOMBRE DE LA TIERRA” (The man from the earth”).
    No les defraudará.

  10. Comparto la opinión de Maribel. Añadiré que con todo el respeto que me merece el señor Punset, no estoy de acuerdo con su afirmación. Sería como decir que ahora que vivimos tres veces más tiempo tenemos tres veces menos interés. El interés por la vida depende del caracter en primer término y de las circunstancias en segundo, pero no de las espectativas sobe el tiempo que nos queda de vida.
    Creo que será un gran logro para la humanidad si algún día se supera la degradación que supone el envejecimiento, porque ese es el objetivo fundamental del progreso humano: prolongar cuanto sea posible la vida y hacerla plena y feliz.
    Saludos.

  11. Lo fascinante de la inmortalidad es lo que atañe al individuo, no tanto a la sociedad, ya que la paradoja es que si TODOS podemos vivir, pongamos,…200 años, realmente no habrá diferencia existencial respecto a vivir TODOS, digamos una media de 75 años.

    Para mi lo fascinate de vivir muchos años sería el poder ver los avances de la ciencia, el cómo cambia el mundo…sin embargo eso mismo ya lo estoy viviendo (yo y todos). Hace 25 años no existian los ordenadores personales, ni la internet que hoy conocemos, ni la ubicuidad de comunicación de la que hoy disfrutamos y sí, ciertamente todo eso está muy bien, pero lo he integrado dentro de mi realidad con una facilidad pasmosa…como si siempre hubierán existido.

    Si de ser feliz se trata, creo que la duración de la vida carece de importancia, puesto que no se es consciente de esa duración, al menos, en la medida en que esa duración, sea la típica en la sociedad.

    Y si hablamos de felicidad, nuestros abuelos no eran más infelices que nosotros y, puedo suponer que nuestros bisabuelos tampoco.

    En todas las sociedades donde la media de vida ronda los 30 años, existen individuos que han sido más afortunados o más hábiles y han logrado envejecer, tal vez ellos puedan percibir la diferencia de un tiempo a otro respecto a los que mueren más jóvenes, pero no eso no es una garantía de felicidad.

  12. Juan Carlos, estoy de acuerdo contigo en que la prolongación de la vida no implica ser más felices, aunque si te anuncian que vas a morir en un mes, aun sin sufrir dolor, la mayoría de las personas nos sentimos infelices.
    Lo que yo creo es que la ciencia ha nacido para prolongar la vida y hacernos más felices. Tampoco se es más feliz (según dicen) por tener más dinero y sin embargo todos actuamos como si lo creyéramos.
    Tal vez la felicidad dependa de una configuración psicológica interna diseñada para motivarnos a conseguir objetivos vitales más que para producirnos placer. Y según eso, la felicidad y el placer sólo sería el caramelo efímero que nos da el domador cuando conseguimos dar la voltereta con elegancia y cayendo de pie. Pero eso es filosofía y ahí nos perderíamos. Lo que está claro es que como seres vivos aspiramos a prolongar la vida y a ser felices y son dos objetivos irrenunciables, como lo es para el salmón ascender por la corriente tumultuosa de un rio. ¿es más feliz haciéndolo? Probablemente no, pero forma parte de su naturaleza y si la felicidad existe, sólo la podemos experimentar cuando seguimos los mandatos naturales (reproducirnos, comer, dormir, descansar, relacionarnos, inventar, etc.), pero para eso tenemos que estar vivos y, a ser posible, sanos. Y ahí entra la ciencia.
    Saludos.

  13. Creo,que la Vida es Inmortal,otra cosa es,lo que hacemos por tener esa Vida.

  14. Megustaria compartir mis descubrimientos directamente con Eduard Punset.

    Investigo lo que yo llamo saltos cuanticos y siento que tengo ciertos

    detalles que tienen que ver con los temas que toca. Y busco encuentro solo

    por e-mails.

    Sabe que todos los humanos sufren estrangulacion con sus propios musculos?

    Y que esta es una de las razones porque nuestro cerebro mantiene nuestra

    conciencia despierta por encima de 11 Hz ?

    Y sobre este hecho esta edificado nuestro imperio de valores?

  15. Punset es magnífico. Enhorabuena por la divulgación de este hombre tan enorme.

  16. Un cariñoso abrazo al Sr. Punset, una de la pocas formas de vida inteligente conocidas, no sé si de nuestro universo, pero sí dentro de nuestra sociedad.

    La ‘vida eterna’ es evidentemente un concepto caricatural ya que incluso el mismísimo tiempo parece tener un principio y un fin. Como lo decía un amigo mío inmortal antes de suicidarse: la eternidad se hace muy larga, especialmente hacia el final.
    En la práctica, la inmortalidad es la posibilidad de vivir un millar o un millón de años si lo deseo y consigo evitar los asesinatos, accidentes y malatías. Es la libertad de morir cuando quiero. Esta tendencia va obviamente en el sentido de la evolución y es por esencia el objetivo de toda forma de vida.

    Y con todo el respeto, siento discrepar con Usted, Sr. Punset, en cuanto a la relación inversa que establece entre la intensidad y la duración de una vida. El mito romántico de James Dean queda muy bonito pero en realidad observo que la unánime mayoría de personas de todas las edades mira antes de atravesar la calle porque ninguna quiere morir ahora, sea o no su vida muy intensa.

    La ‘intensidad de vida’ es una noción subjetiva y mal definida que no le importa mucho al universo. La deseamos porque a menudo la confundimos con este otro borroso y primitivo concepto llamado ‘felicidad’. En todo caso, esta solo sería su parte positiva ya que también hay vidas intensamente dramáticas. Y si me fio de un excelente libro titulado “El viaje a la felicidad” de un tal Sr. Punset, ni siquiera la felicidad es muy excitante ya que no es la consecución de algún elixir o estado mental mágico, sino más lamentablemente la ausencia de un estado mental negativo muy común llamado miedo.

    Podríamos definir la intensidad como la cantidad de eventos (o de información) que recibimos en un periodo de tiempo dado. Evidentemente, si esta cantidad es constante y la diluimos en más tiempo la viviremos como menos ‘intensa’.
    Pero, Sr. Punset, Usted es el apóstol y el ejemplo vivo de que la cantidad de información de la que disponemos no solamente no es finita sino que más bien parece aumentar exponencialmente con el tiempo. Si perdemos ‘intensidad’ no será ni por falta de materia prima ni por exceso de tiempo sino porqué dejamos de exponernos al flujo de información que la genera.

    Con todo el cariño y respeto que le tengo, perdóneme si no me puedo creer que precisamente a Usted no le apasione por ejemplo el próximo paso de la física sub atómica, de la biología molecular, de la inteligencia artificial o ‘natural’, de las teorías del universo, del programa SETI, del conocimiento del cerebro, de la vida, de la conciencia, etc. No me puedo creer que no sienta excitación por todas las respuestas que vamos a tener y aun más por todas las nuevas preguntas que van a generar.

    Por mi parte, haré todo lo posible para ver el próximo capítulo y sería una pena que Usted se lo perdiera.
    A veces me siento ante la muerte como debían sentirse los pobres últimos que hicieron ‘la mili’… ¡Unos días más y me salvaba de esta absurdidad!

    Amicalmente.

  17. Ana, yo he llegado a la misma conclusión con el estudió de la permutación molecular por compensación de fase. Es asombroso y apasionante.

    ¿Te importaría compartir con nosotros algunas de tus conclusiones?

    Gracias por adelanto.

  18. Les recomiendo “Alas rotas” y “Los garabatos de Dios”

    Olga Bejano Domínguez. Ed. Libros Libres

  19. No entiendo muy bien ese neurótico apego a la vida que tienen muchos, imaginando vivir 200 años y joven a ser posible…!
    La naturaleza aunque nos pueda parecer cruel, es sabia y todo tiene su sentido y su ritmo, parece que nosotros somos expertos en querer ir contra el, no dándonos cuenta que en ese intento perdemos mucha energía, felicidad y cordura y a veces incluso la propia vida.
    Biológicamente hablando somos bacterias mutantes con capacidad de pensar -lo de la inteligencia es muy relativo-, y como todo en el ciclo natural de las cosas hay procesos evolutivos, muerte, reciclaje de energías, mutaciones, etc. Si nos salimos o alteramos este proceso, no solamente ponemos en peligro el órgano entero -la tierra- sino también toda nuestra existencia, que es lo que ocurrirá dentro de pocos años cuando empiezen a escasear los recursos energéticos y alimenticios, entonces empezaremos a comernos unos a otros -canibalismo- repitiéndose así otro ciclo como el que se han dado en grandes zivilizaciones como la de los Mayas, que desaparecieron por construir demasiado, por no controlar la natalidad y por cargarse toda la selva. La historia se repite una y otra vez, hasta que modifiquemos el chip y nuestro comportamiento.
    Es mejor dejar que sea la propia naturaleza la que ponga punto final a las cosas -ley del cosmos- que morir ahogados en nuestras propias miserias. Además no existe un morir sino un reciclaje ernergético espiritual.

  20. Si la vida fuera eterna iría creciendo nuestra intensidad,siempre que el amor fuera infinito, que es la única manera en que yo concivo el amor
    Siento discrepar con usted Sr, Punset, aunque me parece un gran filósofo

  21. SI LA VIDA FUERA ETERNA PONDRÁMOS EN ELLA CADA VEZ MÁS ENTUSIASMO Y MAS INTENSIDAD SIEMPRE QUE SE CONOZCA EL AMOR INFINITO
    Y a ver si puedo enviar este maldito mensaje, que aunque discrepo en algunas cosa, me parece un gran filósofo
    Pues eso, que si le llega el mensaje es que las “redes” estan bien
    y si no, pues qué le vamos a hacer

  22. Pilar… Creo que conoces el verdadero AMOR…

    Me alegra encontrarme con personas que piensen de esa manera ( AMOR INFINITO) =SI LA VIDA FUERA ETERNA PONDRIÁMOS EN ELLA CADA VEZ MÁS ENTUSIASMO Y MAS INTENSIDAD SIEMPRE QUE SE CONOZCA EL AMOR INFINITO.

    Sabes ??? SI HAY VIDA ETERNA, PORQUE LA ENERGIA, NI SE CREA… NI SE DESTRUYE…
    SE TRANSFORMA !!!

    X ACTIVA (ATOMOS = PARTICULAS SUBATOMICAS O POLVO COSMICO = RAYOS COSMICOS + LUZ)
    X PASIVA CORINTIOS 15,12

    :)

  23. La verdad a mi no me parece tan terrible tener claro que en cualquier momento nos apagaremos como la luz de una bombilla que se desvanece, de hecho y esto es un punto de vista mio y sin animo de ofender a nadie, a mi se me haria la vida cuesta arriba si tubiera que estar preocupandome de que tengo que ir a un cielo masificado en el cual no tendria ningun objetivo mas que el de vagar ayi por toda la eternidad, se me ace aburrido solo de pensarlo sin ninguna motivacion ni aspiracion, o todavia peor, reencarnarme vete tu a saber quien, como si de un videojuego se tratase, por los restos de los tiempos, prefiero acojerme a la idea del señor Eduard Punset y aplicarmela a mi concepto de vida, que en resumen para mi consistiria en crear una familia con una mujer que me llenase como persona, tener descendencia, disfrutar de ambas cosas y lo demas para darme calidad de vida.

  24. I jo em pregunto: d’on ve l’amor estelar que fa que España sigui UNA i INDIVISIBLE? com ha permès la FELICITAT que les colònies espanyoles ja no ho siguin d’espanyoles? perquè no es tornen a unir en matrimoni galàctic amb la madre patria? com és que ara acceptem EUROPA i encara no parlem de MÓN? perquè parlem de terra i no univers? perquè l’espanyol no es dilueix en favor del LATINO, que és una llengua més universal, nombrosa i còsmica?…. tots tenim preguntes sense resposta….

    Y yo me pregunto: ¿de dónde viene el amor estelar que hace que España sea UNA y Indivisible? ¿cómo ha permitido la FELICIDAD que las colonias españolas ya no lo sean de españolas? ¿porqué no se vuelven a unir en matrimonio galáctico con la madre patria? ¿cómo es que ahora aceptamos EUROPA y todavía no hablamos de MUNDO? ¿porqué hablamos de tierra y no universo? ¿porqué el español no se diluye en favor del LATINO, que es una lengua más universal, numerosa y cósmica? …. todos tenemos
    preguntas sin respuesta ….

  25. lo difícil de todo es cuando te das cuenta de la poca imaginación que empleamos, con la cantidad tan valiosa de información que poseemos ya,(o ninguna en absoluto)en todo lo largo y ancho de nuestro devenir…creo que el único problema es ese,y coincido con Punset,,,Lo único que hace que una vida pueda tener cierto “sentido” es precisamente eso,que cada segundo vivido sintamos que es irrepetible…y eso,solo lo conseguimos de forma intermitente;el miedo,desde luego,es aún muy poderoso,nisiquiera puedo imaginar cómo sería la vida en general (mucho menos en particular)sin alguno de ellos,pero,me lo estoy planteando.

  26. No me quiero ni imaginar, lo que serian capaces de hacer algunos politicos inmortales.
    Por otra parte, tampoco me veo en un funeral diciendole al amigo de turno ,Es que murio tan joven ,solo tenia trescientos años…..

  27. Morir es lo mejor … que te puede pasar. Yo me paso la vida esperando la muerte …..

  28. Las personas, somos, originalmente, unos diamantes, infinitamente duros (100 % de Carbono), que hemos sufrido, un grandísimo, reblandecimiento, hasta quedarnos, en tan solo, un 25 %, de Carbono, en nuestras vigilias terrestres, por medio, de someter, a nuestros diamantes, a la influencia del fuego.
    Y por tanto, las personas, provenimos, originalmente, de unas vidas eternas, 100 % dormidas, o infinitamente felices (Diamante = Inmutable = Eterno).
    Y por tanto, las personas, que vivimos, en el planeta Tierra, con nuestro, 25 % de Carbono, podemos recuperar, de nuevo, nuestros 100 % de Carbono, original, es decir, podemos recuperar, nuestras vidas eternas, originales, simplemente, solidificándonos, por medio, de conciliar un sueño, sometido, a la implosión, creciente, de una estructura tetraédrica, buscando, el 100 %, de su geometría perfecta.

  29. tengo una conputadora de 7 anos y e canbiado 3 windows,primero era muy lento.segundo lo sobrecargo de programas,tercero pille un virus y me hace caso cuando qhere el en rezume si el hombre logra a vivir 300 anos necesita 3 almas…todo su larga vida un hombre se comporta 1 vez como adulto y 2 vezes como cichilio.tercer etapa de su vida se va apagar por sobrecarga de conocimento.

  30. La naturaleza no es sabia. La naturaleza no piensa y no siente, es una fuerza ciega que funciona por ensayo y error. Las terribles consecuencias de los errores de la naturaleza, que son aceptables para organismos simples, que no piensan o sienten, son inaceptables para el ser humano. El ser humano no puede continuar siendo esclavo de los caprichos de la cruel naturaleza. Debe aprender como funciona su cuerpo, para poder rediseñarlo, mejorarlo, haciendolo inmortal, eternamente jove y resistente a las agresiones constantes del entorno. El conocimiento es el camino para derrotar para siempre a nuestro gran enmigo común, la ignoracia, la estupidez y la fragilidad humana.

  31. Y cuando fallecio el ultimo mortal… Zeus seguia ahi.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Eduard Punset: “Si la vida fuera eterna no pondríamos en ella la misma intensidad” - [...] Eduard Punset: “Si la vida fuera eterna no pondríamos en ella la misma intensidad”www.terceracultura.net/tc/?p=1006 por Mpmx hace pocos segundos ...
  2. “El código de los muertos” - DanielTercero.net - [...] Cultura publica, en exclusiva, una entrevista a Eduard Punset, que da su punto de vista acerca de la inmortalidad ...
  3. “Los cambios técnicos, del conocimiento, son más rápidos que los culturales. En este caso nos topamos con ideas de la Edad Media. Estamos tratando de compaginar los cambios técnicos del SXXI con mentalidades regresivas del SXIX, como las de quie - [...] Ramón Llul), director y presentador del programa de divulgación científica Redes de TVE, en una entrevista para la revista ...
  4. David Ozkoidi Roig » Blog Archive » 851.472.000 sec. - [...] para el mundo del Rock, o al menos eso dice la leyenda urbana… yo de momento los intentaré disfrutar ...
  5. El misterio de la gente feliz | Artículos - [...] a las instituciones, a la familia y al estado. Como siempre, la investigación y la ciencia van por delante ...
  6. Los cínicos no sirven para este oficio. Ryszard Kapuscinski « El Meme Egoísta - [...] como tampoco –fijándonos en otras profesiones- Bucay es el padre de la terapia Gestalt, ni Punset es más que ...
  7. Receta o consejo… | Snoopy | Centro de educación inicial - [...] Eduard Punset: “Si la vida fuera eterna no pondríamos en ella la misma intensidad” [...]
  8. ¿De qué muere la gente en España? | Antropología industrial - [...] siempre un privilegio de los dioses y una maldición inalcanzable de los así llamados mortales, empieza a ser considera ...

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


dos × 6 =