Navegar a...

Publicado por el 16 ene, 2013 en Tercera Cultura, Traducciones | 24 comentarios

Eugenesia china

Este artículo ha sido leido 16905 veces

Respuesta de Geoffrey Miller a la pregunta EDGE de este año ¿Sobre qué deberíamos estar preocupados?

China ha estado llevando a cabo el programa eugenésico más exitoso del mundo en más de treinta años, dirigiendo todavía más rápidamente el ascenso de China al superpoder global. Me preocupa que esto plantee una amenaza existencial a la civilización occidental. Aún así el resultado más probable es que América y Europa persistan unos cuantos cientos de años más como candidatos vencidos en el escenario histórico mundial, cuidando nuesta corrección política anti-hereditaria hasta el agrio final.

Cuando aprendí sobre la eugenesia china este verano, me dejó asombrado que sus políticas de población hayan recibido tan poca atención. China no mantiene en secreto sus ambiciones eugenistas, ni en su historia cultural ni en sus política de gobierno.

A través de generaciones, los intelectuales chinos han enfatizado estrechos vínculos entre el estado (guojia), la nación (minzu), la población (renkou), la raza Han (zhongzu), y, más recientemente, el patrimonio genético (jiyinku). La medicina tradicional china se ha centrado en prevenir defectos de nacimiento, promoviendo la salud materna y la “educación fetal” (taijiao) durante el embarazo, nutriendo el semen del padre (yangjing) y la sangre de la madre (pingxue) para producir bebés más brillantes y saludables (ver el libro de Frank Dikötter’s Imperfect conceptions). Muchos y científicos y reformadores de la república china (1912-1949) eran ardientes darwinistas y galtonianos. Se preocupaban sobre la extinción racial (miezhong) y “la ciencia de los fetos deformes” (jitaixue), y veían la eugenesia como un modo de restaurar el lugar adecuado de China como líder de la civilización mundial después de un siglo de humillación por el colonialismo europeo. Sin embargo, la revolución comunista impidió que estos ideales eugenistas tuvieran mucho impacto político durante unas pocas décadas. Mao Zedong estaba demasiado obsesionado con promover el ejército y por mantenerse en el poder, y demasiado aterrorizado por las revueltas campesinas, como para interferir con las prácticas reproductivas tradicionales en China.

Pero entonces Deng Xiaoping tomó el poder después de la muerte de Mao. Deng había entendido desde hace tiempo que China sólo podría triunfar si el partido comunista cambiaba su atención desde la economía política a la política de población. Liberalizó los mercados, pero implementó la política de un sólo niño, en parte para restringir la explosión de población en China, pero también para reducir la fertilidad disgénica entre los campesinos rurales. A través de los años ochenta, la propaganda china urgió a las parejas para que tuvieran niños “más tarde, más tiempo, menos y mejores”, a una edad más avanzada, con un mayor intervalo entre el nacimiento, resultando en menos niños de mayor calidad. Con la Ley de Salud Materna e Infantil de 1995 (conocida como la Ley Eugenésica hasta que la oposición occidental obligó a cambiar el nombre), China prohibió que se casaran las personas con desórdenes físicos o mentales, y promovió tests masivos de ultrasonidos prenatal para detectar defectos de nacimiento. Deng también apoyó el matrimonio selectivo promocionando la urbanización y la educación superior, de forma que las jóvenes parejas, brillantes y trabajadoras, pudieran conocerse más fácilmente, incrementando la proporción de niños que se situarían en los extremos altos de la inteligencia y la rectitud. Uno de los legados de Deng a la actual estrategia de China de maximizar el “Poder Exhaustivo Nacional”. Esto incluye poder económico (PIB, recursos naturales, energía, manufactura, infraestructura, propiedad de la deuda nacional estadounidense), poder militar (giberguerra, misiles balístico antiaéreos, misiles antisatélite) y “poder suave” (prestigio cultural, los juegos olímpicos de Pekín, turismo, cine chino y arte contemporáneo, institutos confucianos, rascacielos de Shangai). Pero, de modo crucial, el Poder Exhaustivo Nacional incluye el “biopoder” la creación de un capital humano de la mayor calidad en términos de genes en la población china, salud, y educación (ver Governing China’s population, por Susan Greenhalgh y Edwin Wingler).

El biopoder chino tiene unas viejas raíces en el concepto de “yousheng” (“Buen nacimiento”, que tiene el mismo significado literal que “eugenesia”). Durante miles de años, China ha sido gobernada por una meritocracia cognitiva seleccionada a través de exámenes imperiales altamente competitivos. Los hombres jóvenes más brillantes se convertían en los funcionarios-académicos que dirigían a las masas, amasaban fortuna, atraían a múltiples esposas y tenían más niños. Los examenes “gaokao” actuales para la admisión en la universidad, hechos por más de 10 millones de jóvenes chinos cada año, son simplemente una versión actualizada de estos exámenes imperiales, la ruta hacia el éxito educativo, profesional, financiero, y matrimonial. Con la relajación de la política de un sólo hijo, las parejas más prósperas pueden ahora pagarse una “cuota social” (shehui fuyangfei) para tener un niño extra, restaurando el vínculo chino tradicional entre inteligencia, educación, riqueza y éxito reproductivo. La eugenesia china se convertirá pronto en algo todavía más eficaz, dada la inversión masiva en investigación genómica sobre rasgos humanos mentales y físicos. BGI-Shenzhen emplea a más de 4000 investigadores. Posee más secuenciadores de DNA de “siguiente generación” que nadie en el mundo, y está secuenciando más de 50.000 genomas por año. Recientemente adquirió la firma californiana Complete Genomics para convertirse en el mayor rival de Illumina.

El proyecto BGI de Genómica Cognitiva actualmente está secuenciando todo el genoma de 1000 personas de alto CI alrededor del mundo, a la búsqueda de conjuntos de alelos predictores de IC. Lo sé porque recientemente contribuí con mi ADN al proyecto, sin entender del todo las implicaciones. Estos conjuntos de genes CI eventualmente se encontrarán, pero probablemente sean usados mayormente en China y para China. Potencialmente, los resultados permitirán a todas las parejas chinas maximizar la inteligencia de su descendencia seleccionando entre sus propios óvulos fertilizados aquellos que incluyen una mayor probabilidad de la inteligencia más alta. Teniendo en cuenta la lotería genética mendeliana, los niños producidos por cualquier pareja diferirán típicamente entre 5 y 15 puntos del CI. De modo que este método de “preimplantación de embrión selectiva” podría permitir que el CI de cada familia china se incremente entre 5 y 15 puntos de CI por generación. Tras un par de generaciones, esto supondía el fin de la competitividad global occidental.

Hay una inusualmente estrecha cooperación en China entre el gobierno, la universidad, la medicina, la educación, los medios, los padres y el consumismo para promover un utópico etno-estado Han. Teniendo en cuenta lo que entiendo sobre genética del comportamiento evolucionista, creo y espero que triunfarán. El bienestar y la felicidad del país más poblado del mundo depende de ello.

Mi preocupación real es la respuesta occidental. La respuesta más probable, dados los sesgos ideológicos euro-americanos, sería un pánico bioético que lleva a las críticas de las política de población china con la misma hipocresía farisaica que hemos mostrado al criticar varias políticas socio-culturales chinas. Pero los retos mundiales están demasiado altos para nosotros como para actuar de un modo tan estúpido y corto de miras. Una respuesta más madura se basaría en el respeto mutuo de civilizaciones, preguntándonos qué podemos aprender de lo que los chinos están haciendo, cómo podemos ayudarles, y cómo pueden ayudarnos a conservarnos al tiempo que crean su mundo feliz.

24 Comentarios

  1. A juzgar por sus palabras, no da la impresión de que el señor Miller esté preocupado por el programa eugenésico chino. Yo diría que está entusiasmado y fascinado, incluso deseoso de echar una mano en lo que pueda. Entonces, ¿qué le preocupa al señor Miller? Al parecer, le preocupa nuestra “hipocresía farisaica” ante ese programa, nuestra “corrección política antihereditaria”; es decir, nuestros escrúpulos y prejuicios. Pues bien, yo le digo al Sr. Miller que no hay de qué preocuparse: los planes chinos seguirán su curso independientemente de la opinión que nos merezcan a los occidentales. Tampoco van a necesitar que Occidente se vuelque en ayuda del programa eugenésico chino, aunque seguramente será bien recibida cualquier ayuda cuando la haya. ¿Dónde está el problema, entonces? La decadencia occidental subsiguiente no parece que le provoque un terrible disgusto. Ni siquiera propone que imitemos a los chinos para crear una super-raza occidental.

    Al final, la impresión que a uno le queda es que el Sr. Miller no ha contestado realmente a la pregunta que le hacen: “¿Sobre qué deberíamos estar preocupados?”

    Un, dos, tres… Responda otra vez.

    Quisiera también hacer una puntualización sobre el tema del colonialismo, mencionado por el señor Miller como algo específicamente europeo. China no solo fue humillada por las potencias occidentales (pricipalmente, Gran Bretaña), sino que fue humillada y brutalmente maltratada por los japoneses durante su etapa de expansión imperial. Cada palo que aguante su vela.

  2. Lo que le preocupa es la respuesta occidental. Lo dice claramente.

  3. Yo he entendido claramente que le preocupa la falta de respuesta adecuada de Occidente, y el hecho de que este tema siga siendo tabú.

  4. Miller podría explicar porqué es deseable que China avance hacia el “etno-estado Han”. También podría proponer esa respuesta occidental.

  5. No creo que diga que sea deseable, lo presenta más bien como un hecho que probablemente va a tener repercusiones más que importantes y del que deberíamos estar más avisados en Occidente.

  6. No dice literalmente que sea deseable, pero lo da a entender: “creo y espero que triunfarán. El bienestar y la felicidad del país más poblado del mundo depende de ello.”

    Es cierto que dice estar preocupado por la respuesta occidental. Ya lo entendí en la primera lectura, y en mi anterior comentario ya dije que no hay de qué preocuparse: nuestros escrúpulos, hipocresías y correcciones políticas no van a detener a China.

  7. De todos modos la opinión del autor es algo bastante secundario, lo importante es el conocimiento del plan eugenésico chino en sí, del que se habla poco y se conoce menos. Por eso decidimos traducir esta entrada.

  8. Conviene distinguir entre prácticas eugenésicas democráticas (respetuosas con las libertades civiles) y prácticas eugenésicas antidemocráticas (contrarias a las libertades civiles).

    El aborto de fetos malformados es una medida eugenésica democrática que se realiza también en Occidente.

    La prohibición de que se casen “personas con desórdenes físicos o mentales”, en cambio, es una medida eugenésica antidemocrática.

    Espero que los chinos abandonen cuanto antes sus políticas eugenésicas contrias a las libertades civiles.

    Lo de los “genes CI” de momento no es más que ciencia ficción.

  9. En realidad, ninguna de las medidas de China es democrática, porque no hay democracia. No somos nosotros, Occidente, quienes damos carnets de democracia a las medidas: la democracia es, o no es.
    Así que es igual de antidemocrático en China el aborto como todo lo demás.
    Si en Occidente decidierámos impedir que se casaran determinados grupos de personas, sería democrático (de hecho, se impide que se casen personas del mismo sexo en muchos países occidentales, democráticamente).

    Y por supuesto, que algo sea democrático no quiere decir que tenga que gustar a todo el mundo; simplemente es que le gusta a la mayoría.

  10. La vieja -viejísima- vocación comunista de poner en práctica la ingeniería social a gran escala… Dudo muchísimo que todas esas medidas que tan abracadabrantes le parecen al autor del artículo lleguen a producir ninguna super-raza de super-chinos. En realidad, el mero hecho de que semejante idea se convierta en una política de estado prueba de que en ese terreno, como en muchos otros, China no avanza hacia delante sino hacia atrás.

  11. La verdad el asunto es de tal trascendencia q requiere analisis y seguimiento cuidadosos de la legitimidad y bondad de sus metodos cientificos asi como de sus politicas publicas frente a la vigencia de los derechos humanos de la poblacion china

  12. No sé qué le preocupa realmente a Miller, ni me importa. Lo que me preocupa a mí es que la eugenesia de los años 20 y 30 en Europa escandalice y en cambio no lo haga la de los “comunistas” orientales de hoy, o que sólo escandalice a unos pocos.
    Dicho de otro modo, me fastidia la doble vara de medir que inevitablemente favorece a eso que llaman “izquierda”: a esa franja de la población supuestamente dotada de “superioridad moral”…

  13. Los niños no son propiedad de nadie, y sea cual sea su religión, raza, sexo, etc. tienen derecho a: nacer sanos y felices, a recibir educación, a no nacer con enfermedades genéticas, a no sufrir las crisis económicas, y a todos los derechos humanos, que, supuestamente, tienen los adultos. Pero que son tan papel mojado como las cartas constitucionales de todo el mundo.

    Respetar los derechos de los niños es respetar los derechos de los más débiles que siempre pagan los platos rotos. Los seres humano son unos más débiles que otros, está escrito, sobretodo, en nuestros genes. Las cartas magnas, o constitucionales, nos afirman que tenemos los mismos derechos, pero no hay que ser muy lince para darse cuenta de que unos están peor dotados que otros, y eso no aparece en ninguna constitción.

    Por lo mismo que no aparece la obligatoriedad de una discriminación positiva hacia el más débil. Ante tales injusticias y arbitrariedades, como que todos los españoles tienen derecho a una vivienda digna, la carta magna está bastante desfasada, y es bastante inútil, papel mojado, al igual que las constituciones de todo el planeta.

    Analizando, ya, esta depresión económica que tanto nos alarma, se han creado infinidad de familias entorno a un crecimiento económico irreal, niños a los que hay que criar, alimentar, educar, etc., y eso es muchos miles de millones de euros, que no tenemos, y aquí viene el verdadero problema, porque hemos construido inmuebles inútiles, pero no se usan y en paz, pero las familias que han surgido de este boom, ¿que hacemos con ellas?, los niños tienen necesidades reales, los humanos no son de usar y tirar. Han hecho algo aberrante.

    De esta II Gran Depresión saldrá el mundo, sus grandes financieros, y un 25% de la población activa, “la cualificada”, a partir de mediados de 2013. Desgraciadamente, el resto de seres humanos no saldrá, nunca, y dejará de sufrir, cuando la vejez se haya llevado al último sus hijos y nietos, así lo han decidido las autoridades. Si estos optan por tener descendencia, como es su derecho, ¿no?, el infierno será eterno, para una nueva casta de desheredados. Es un tema, ética y moralmente terrible, pero así lo han decidido quienes no cambiaron de modelo productivo, en 1950.

    Los terribles niveles de paro que soporta España son consecuencia del boom de natalidad franquista de los 60 – 70. Y es que cada vez que tenemos una crisis, por pequeña que sea, como la de los 90, el paro se dispara por el desajuste creado por esa decisión pueril, que tomó ese gobierno, en concreto. Y es que en 1995 llegamos a un 24% de paro. Eso ocurre cuando se toman medidas infantiles, como la de dar premios de natalidad a todo aquel cretino que tuviera un elevado nº de criaturas inocentes.

    Las autoridades procederán a la esterilización de hombres y mujeres que no superen el listón medio previsto para toda la población. Mediante test de personalidad se detectarán rasgos psicopáticos, indeseables, evidéntemente, presentes en el 25% de la población mundial. Con test de inteligencia, chequéos médicos, test genéticos y exámenes anatómicos; seleccionaran a los seres humanos con un nivel de salud óptimo, únicos adecuados para procrear, engendra, tener hijos, o como quieran llamar al hecho de crear una familia con hijos.

    Esto no es un planteamiento nuestro, es una previsión de como actuarán los Estados, en la lucha contra el excedente demográfico, el paro, la miseria, la escasez de recursos, etc., y por supuesto, le afectará, de lleno, a España.

    Recuerden: los argumentos filósóficos, ideológicos, teológicos, etc., vertidos en este blog, no son nuestros, nosotros sólo nos molestamos en recogerlos, de diferentes fuentes, y divulgarlos, porque la verdad nos hace libres, y la censura es el fin de la democracia.

  14. Encuesta: si existiera la reencarnación y pudiera elegir como ser…

    Bueno, esto les puede parecer una chorrada, pero entraría en lo que es una vulgar estadística más. Tiene mucho que ver con la psicología, pura y dura, con la empatía y con la ética. No es más que una reflexión, en profundidad, que muestra el interés por el bienestar, y la reciprocidad hacía el prójimo.

    En caso de que existiera la reencarnación, por qué no nos ibamos a preguntar, en que forma querríamos volver a la vida. Estadisticas, estadisticas… tierra, agua, aire, fuego… ¿por que no?, u oveja, abeja, ratoncito o gatito. Pero nos hemos basado en una reencarnación, nétamente humana.

    Quiere usted ser ¿guapa/o o fea/o?, ¿sana/o o enfermiza/o?, ¿inteligente o tonta/o?, ¿feliz o infelz?, ¿buena/o o mala/o persona?. El 77% de los 40 encuestados, en la universidad de vladivostok, se decantaron por las opción positiva. El 23% restante no sabe – no contesta, curioso, cuando menos.

    ¿Y usted?, ¿por qué se decanta?.

    En definitiva, para que sirve esta, aparentemente, ridícula estadística: “no desees para los demás lo que no quieras para ti”. Si usted es una persona satisfecha consigo misma, y califica su vida, en una escala del 1 al 10, como 5 o mayor, es aconsejable que tenga hijos, según cualquier psicólogo que se precie. Si, por el contrario, no llega a cinco, sería propio de una muy mala persona, tener hijos. Recuerden el dicho:”no desees para los demás…

    Si es usted buena persona, inteligente, guapo/a, feliz, y califica su vida con mayor nota que un aprobado, un 7.5, por ejemplo, al ataque, no se corte, tenga muchos hijos, todos los que su economía le permita, hará una gran obra por sí mismo, por su futuro hijo, y por la humanidad; porque en esta vida todo se hereda, geneticamente hablando.

    Si es usted un infeliz, que se ha pasado la vida renegando de su fealdad, de su débil salud, de sus problemas, de su pobreza, de que los demás le tratan mal, en definitiva, de su infelicidad; ¿por qué se lo va a hacer pagar a sus futuros hijos?.

    ¿Por qué piensa que sus hijos tendrán la suerte de estar dotados de mejores genes que los suyos?, si usted no los tiene, es jugar a una lotería que, de ante mano, sabe que va a perder; haciendo infelices a sus hijos de por vida. El que una pareja de infelices tengan un hijo feliz, no ha pasado nunca, si llegara a pasar, hagannosló saber, tomaremos buena nota de que la excepción confirma la regla.

    Recuerden, lo especificado en este blog no está, ni mucho menos, relacionado con la filosofía de sus autores, el mundo no necesita más políticos, sino más vergüenza, y más verdades; sólo nos molestamos en describir como actuarán los poderes gubernamentales y económicos, en un “muy” cercano futuro.

  15. ¿tener hijos es un derecho?

    Una esclava devadasi es una prostituta que está obligada a acostarse con todos los hombres que se lo pidan, a cambio de la voluntad, si no lo hace es castigada. Lo peor es que sus hijas heredan la obligación de acostarse con todo el que se lo pida, y las hijas de sus hijos también.

    ¿Tener hijos es un derecho?, ¿es un privilegio?, ¿es una necesidad?. Para la mayoría es un derecho más importante que el derecho a la vida. Los intereses futuros de aquellos que van a nacer sufriendo una, o muchas injusticias, no importan nada, a nadie.

    En cualquier caso, pertenecer a una casta intocable no es sólo cosa de India, en occidente también las hay.

  16. Es una totnteria enborracharnos con agua, y negar la evidencia. nos pasamos toda la vida alabando los genios que ayudaron el progreso, pero detestamos que se nascan mas, o que se nascan pero con la ayuda de Dios, nada de manipulacion. Es infantil decir que no se puede obtener algo mejor, con todo los mamiferos funciona, se puede obtener vacas y caballos mejorados, hay grandes diferencias entre una mala vaca y una campeona. Puedes comprar un caballo por 500 euros o por un millon, sera por algo, no ?

    El actual sistema occidental tiene algunas partes que impide el progreso, el sistema darwinian funciona y entre civilizaciones, si te empeñas quedarte atras lo pagas, te quedas el trecero.

    Somos tan puritanos que ni en los bancos de esperma, donde se podia facilmente tener material de los mejores matematicos, no lo tenemos. A quien sirve que el mundo de mañana tenga menos personas con un IQ grande ?

  17. Health speaks for itself through a nice expression.

    Why do people always think that their children will be better than them, without their flaws?. If you are a good person, health overflowing abundance, joy and feicidad, intelligent, attractive, whatever their race, ethnicity, religion, sexual orientation, political or philosophical, not carrying any possible hereditary disease, and describes his own life in a scale of 1 to 10, with more than 7.5, it would be advisable to have many children, all of which allowed the economy will make a great work for yourself, for your future children, and for humanity, for in this life all inherited, genetically speaking, and good genes are scarce.

    “Do not wish for others what you do not want to you.”

    Are not you happy?,? Rate your life course on a scale of 1 to 10, under 5?, Why do you think your children will be happier than you?, Is willing to play the lottery with the life of another, innocent, her unborn child?. Go ahead, it’s your right to have children, although it is not advisable.

    The fact that an unhappy couple have a happy child, passing one in a million times, by random genetic recombination that occurs in mellosis process by which gametes, eggs and sperm are created, with 23 chromosomes recombined with some of the genes of grandparents, half, and not necessarily the best, may be the worst, should it happen, will take good note that the exception proves the rule. But, go ahead and have children, it is their right, but not advisable.

    It is a counsel of someone you want happiness for all the world’s children.

    “Do not wish for others what you do not want to you”

  18. ¿he oído, en serio he oído etno-estado Han?

    Pues entonces puedo decir que el supuesto experto no pasa de enterado.

    La politica de hijo unico no se implanto entre las etnias (minzu 民族) minoritarias , extraña manera de promover un mayor peso de la etnia Han en la poblacion global de China.

    Por cierto zhongzu (种族), que el experto traduce por raza Han, significa simplemente raza. Los Han en China se denominan hanzu (汉族), nacionalidad Han y no tiene estatus de raza sino de etnia o nacionalidad. No creo que nadie en China este tan colgado como para creer que los Han, Naxi o Miao sean razas diferentes.

  19. Bombs away!

  20. ¿Puede ser que el “ascenso” de China se deba al coste de producción (mano de obre barata=mayor competitividad) y no a las políticas de eugenesia positiva? De hecho me pregunto si tales políticas no conllevan una mayor uniformidad en la población de tal modo que resulte más fácil su control y adoctrinamiento…

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


× ocho = 72