30 Mayo, 2017

La ciencia de la orientación homosexual

Emblema del “movimiento” gay

El estudio de la homosexualidad divide todavía a quienes la consideran una tradición extremadamente reciente, precedida por “prácticas” heterogéneas y culturalmente variables, y quienes se proponen naturalizar el estudio de la homosexualidad, asociándolo con una naturaleza humana universal.

La homosexualidad es realmente un problema difícil de explicar desde la evolución humana, debido a que cualquier orientación sexual que disminuyera de forma drástica la probabilidad de tener éxito reproductivo se enfrentaría con presiones evolutivas adversas. Se calcula que la orientación heterosexual abarca a entre el 96 y el 99% de la población humana.

Los psicólogos evolucionistas han propuesto distintas hipótesis para hacer sitio a la homosexualidad en la evolución humana. Según la teoría del altruísmo familiar, los genes para la homosexualidad podrían haber evolucionado si condujeran a una inversión en los parientes genéticos suficientemente grande como para compensar el costo de renunciar a la reproducción directa. Una segunda alternativa es la hipótesis de la fertilidad femenina, según la cual los genes para la homosexualidad masculina podrían haber evolucionado si provocaran un incremento en el éxito reproductivo de los parientes del individuo homosexual. Finalmente, otra hipótesis sugiere que la homosexualidad, en cuanto comportamiento homoerótico al menos, podría haber evolucionado como una estrategia para formar alianzas masculinas que, últimamente, podrían conducir al acceso sexual de mujeres.

Sea cual sea la razón evolutiva para la homosexualidad, si existe una, la identidad homosexual es un problema propio de las sociedades liberales. Las culturas que toleran la homosexualidad, según Warren Farrell, lo hacen porque a fin de cuentas se lo pueden permitir: desde el imperio comercial ateniense hasta las sociedades liberales y capitalistas relativamente prósperas en las que vivimos hoy. En el marco de las sociedades tradicionales que vivían al límite de la subsistencia, la homosexualidad como identidad resultaba mucho más difícil de aceptar. De forma ancestral, lo que la “homofobia” esconde es el temor al sexo gratuito y la renuncia de los hombres a proteger a las mujeres.

La condición histórica de la homosexualidad, sin embargo, no excluye una condición natural. Según estudios de gemelos, los genes sólo son la mitad de la causa de la homosexualidad pero, tal como alerta Simon LeVay, autor de Gay, straight and the reason why: The science of sexual orientation, “no todo en biología es genético”. Otras causas de la homosexualidad, incluyendo factores hormonales que actúan durante el desarrollo fetal, también son biológicos y “naturales”.

Para algunos activistas por los derechos de los homosexuales, la idea de que la homosexualidad puede no ser exactamente una identidad biológica resulta perturbadora, debido sobre todo a la insistencia de la derecha religiosa en el carácter optativo y reversible de las orientaciones sexuales.

¿Se puede “escoger” ser gay o dejar de serlo? Según Brian Earp, investigador de ética práctica en Oxford, debemos tener cuidado distinguiendo entre la ciencia de las orientaciones sexuales, con su carácter ampliamente especulativo, y las implicaciones de la ciencia en el debate social. La decisión de no discriminar a los gays no depende de la genética o de la neurofisiología, de si la homosexualidad se “escoge” o no, sino que es parte de una conversación ética y política mucho más amplia. En último término, la ciencia no puede dictarnos valores morales, aunque sí puede ilustrar nuestra conversación para tomar mejores decisiones.

About The Author

Related posts

8 Comments

  1. Daniel Cañueto

    No estoy demasiado informado sobre el tema, pero ¿hay algún estudio con hijos de homosexuales? Si hubiera una mayor proporción de hijos también homosexuales entre esta población, implicaría que sí que hay un origen genético de la expresión de la homosexualidad.

    Por otra parte, aunque se demostrara esta mayor proporción, no implicaría que hubiera que encontrarle algún sentido evolutivo a la homosexualidad. Ésta podría ser producida por algún tipo de defecto en el desarrollo de los gámetos o la reproducción que haya sido eliminado continuamente de la población en su generación o la siguiente. Una mutación genética bastante usual entre la población que sea continuamente eliminada por la presión evolutiva .

  2. Rawandi

    Daniel, suscribo tu idea de que la homosexualidad puede constituir un mero ‘subproducto de la evolución’, es decir, una característica que, a pesar de reducir el éxito reproductivo, persiste en la población simplemente porque está causada por alguna desviación imposible de erradicar por completo dentro del complejo programa de desarrollo de la maquinaria cerebral.

  3. Grunentahl

    “la homosexualidad, en cuanto comportamiento homoerótico al menos, podría haber evolucionado como una estrategia para formar alianzas masculinas que, últimamente, podrían conducir al acceso sexual de mujeres.”
    ¿Está escrita esta frase originalmente en español o es simplemente una mala traducción? Es que no la entiendo…

  4. Topo Universitario

    “Los genes son sólo la mitad de la causa”. Esta frase indica no haber entendido adecuadamente la lógica de los estudios de gemelos. Lo que explican las correlaciones son porcentajes de varianza y no pueden detectar aquellas causas que son compartidas (son constantes) para todos los habitantes de la población de donde se extrae la muestra. Por ejemplo, el CI entre gemelos criados por separado correlaciona, más o menos, 0.7. Si un nuevo sistema educativo en el país mejora en el CI de todos los niños en 20 puntos, la correlación entre gemelos seguiría siendo de 0.7.

  5. Eduardo

    Según Bayley y Pillard (1991, 1993) la probabilidad de que gemelos identicos (homozigoticos) de padres homosexuales sean también homosexuales es aproximadamente del 50%.

    J.M. Bailey and R.C. Pillard, “A genetic study of male sexual orientation,” Archives of General Psychiatry, vol. 48:1089-1096, December 1991.

    Bailey, J. M. and D. S. Benishay (1993), “Familial Aggregation of Female Sexual Orientation,” American Journal of Psychiatry 150(2): 272-277.

    Me imagino que la afirmación de LeVay se basa en esto.

  6. Gonzalo

    LA HOMOSEXUALIDAD NO ES UNA EVOLUCION HUMANA, TAMPOCO ES UN EFECTO POLITICO LIBERAL, NO ESTA EN LA GENETICA. ESTO SE ORIGINA EN LA INFANCIA, CUANDO UN NIÑO O UNA NIÑA RECIBE EFECTOS VISUALES EROTIZADOS, O CUANDO OBSERVA A LOS PADRES EN PLENO COITO, O ES AGREDIDO SEXUALMENTE, O ES PERTURBADO CON PALABRAS Y CARICIAS DESHONESTAS. SIMPLEMENTE ES UN EFECTO SOCIAL Y FAMILIAR POR AUSENCIA DE UN SISTEMA EDUCATIVO CONCRETO: CONCIENCIA Y CONDUCTA. HOY EN DIA SER PROFESOR O PROFESORA NO ES NADA, SUS SALARIOS SON MINIMOS, NO SON RESPETADOS. EL PROFESOR DEBE SER LA EMINENCIA MAXIMA DE LA SOCIDAD.

  7. Noteimporta

    Menuda chorrada de artículo y de comentarios… Buscando tres pies al gato para justificar vuestra propia homofobia e incultura.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *