23 Julio, 2017

200 años de predicciones catastrofistas y ningún acierto

Via NIHIL OBSTAT
200 años de predicciones catastrofistas y ningún aciertoEl profesor experto en el análisis de predicciones J. Scott Armstrong y dos compañeros suyos comparecieron recientemente en una comisión del Congreso estadounidense para dar a los diputados su punto de vista respecto al calentamiento global. Su intervención y la de sus colegas fue duramente ridiculizada por el Nobel de Economía, Paul Krugman, en su columna del New York Times. Scott respondió Krugman en una carta publicada en el mismo diario, dirigiéndole a su estudio sobre predicciones alarmistas. Un estudio que identifica 26 situaciones análogas a la del actual calentamiento climático y que en su momento provocaron la alarma mundial y la intervención pública. Ninguna de ellas resultó ser correcta.

1798 Crecimiento de población y hambre (Malthus)
1865 Escasez de madera
1883 Eugenesia
1923 Órganos dañados por la gasolina con plomo
1934 Erosión del suelo
1939 El amianto y las enfermedades pulmonares
1945 El agua potable con flúor
1962 DDT y cáncer
1968 Crecimiento de población y hambre (Ehrlich)
1970 El enfriamiento global
1970 Vuelos supersónicos, agujero de ozono y cáncer de piel
1971 Fumadores pasivos
1972 Crecimiento de la población y hambre (Meadows)
1974 Producción industrial y lluvia ácida
1976 Intoxicación por plaguicidas y organofosforados
1979 Cableado eléctrico y cáncer
1985 CFC, agujero ozono y cánceres cutáneos
1985 Listeria
1985 El radón y el cáncer de pulmón
1988 Salmonella en los huevos
1990 Toxinas ambientales y cáncer de mama
1996 Vacas locas
1999 Dioxinas en pollos belgas
2004 Mercurio en los peces y efectos sobre el desarrollo del sistema nervioso
2055 Mercurio en vacunas infantiles y el autismo
2008 Torres de telefonía móvil y el cáncer

About The Author

Related posts

3 Comments

  1. Miguel Carrero

    Las predicciones no son para dar seguridad de ciertos acontecimientos futuros sino para alertar de lo que puede pasar si no se hacen cambios.

    Catalogar a todo tipo de predicciones advertencia como catastrofistas es demagógico.

    Aunque se entiende que un señor como J. Scott Armstrong haga este tipo de planteamientos.
    http://www.desmogblog.com/scott-armstrong

    Es decir, que simplemente por defender la industria de los fósiles sea capaz de tal parafernalia.

    Pero lo que resulta también triste es que esta publicación siga rebajando mi nivel de espectativa ante ella, jugando a la no-ciencia y al descalabro informativo.

  2. Manuel Álvarez

    Tercera cultura acierta de pleno con este artículo.

    Todas esas predicciones han llevado asociado un coste, que ha restado recursos que se hubieran podido emplear en otras cosas más útiles.

    No se pueden lanzar advertencias vestidas de ciencia, y cuando no pasa lo que predicen pedir perdón y si te he visto no me acuerdo. No se puede trabajar sobre posibilidades remotas, hay que hacer análisis rigurosos basados en algo real.

    El cambio climático es la guinda del pastel. Algún día se sabrá todo lo que se ha sacrificado en eso.

  3. Miguel Carrero

    Manuel, tu planteamiento es distinto que el del artículo. En éste se refiere a a 26 situaciones que en su momento provocaron alarma mundial y que luego no sucedieron.
    Luego comento que si no sucedieron es porque se hizo por evitarlas (que no todas, muchas todavía están en proceso)
    Después dices que esas predicciones llevan asociado un coste que podría haberse dedicado a otros temas.

    Es otro asunto.

    Pero vayamos a la lista. Por ejemplo, lo del agujero en la capa de ozono. Enlazo a un artículo
    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/03/20/ciencia/1237540400.html
    en el que la NASA presenta lo que hubiera sido la tierra si no se hubiese atajado el problema.

    Si enfrentamos el enlace con el artículo entonces lo que tenemos es una predicción que el artículo dice que luego no ocurrió.

    Si vemos el enlace podemos deducir que no ocurrió porque se hizo algo por evitarlo.

    Si vemos entonces tu comentario sobre el coste… vamos, aunque hubiese costado toda la riqueza del mundo. Hay cosas, muchas, que no pueden ser medidas por costes económicos.

    Pero me temo que lo que el artículo pretende, y tu comentario, es que todo lo relativo al agujero de la capa de ozono fue un montaje… y luego hablamos de conspiraciones.

    ¿O puedes demostrar de algún modo que lo del agujero en la capa de ozono fue un montaje?.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *