26 Abril, 2017

¿Es la pedagogía una ciencia?

Autor: Ricardo Moreno Castillo [1] en Foro de Educación

Ricardo Moreno Castillo
Ricardo Moreno Castillo

En este artículo se intenta demostrar que la pedagogía no es una ciencia, sino que es un lenguaje sin significado, un discurso vacío. Los argumentos que apoyan esta tesis son fundamentalmente cuatro. El primero, la resistencia de la pedagogía a usar el método científico: si un sistema de enseñanza no funciona, o se niegan los hechos, o se buscan las causas en circunstancias sociales, pero no se cuestiona el sistema. El segundo, la multiplicación de palabras, dando nuevos nombres a cosas que ya tenían uno, para así ocultar la falta de ideas bajo la capa de una jerga supuestamente científica. El tercero, en la utilización de un lenguaje vacío (y se aportarán algunos textos en los que se hacen explícitos algunos mecanismos para vaciar el lenguaje). El cuarto, la multiplicación de tonterías que chocan contra el buen sentido de cualquier profesor.

LEER EL PDF DEL ARTÍCULO

[1] Licenciado en Matemáticas y en Filosofía, doctor en esta última y, desde 1975, catedrático de instituto. Actualmente, ejerce en el instituto Gregorio Marañón de Madrid y en la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense, como profesor asociado. Ha publicado numerosos artículos en revistas especializadas, es autor de varios libros, entre los que destacan Pensamiento matemático en Galicia, 13 matemáticos galegos, Omar Jayyam, poeta y matemático, Fibonacci, el primer matemático Medieval, Plücker y Poncelet, dos modos de entender la geometría y ha realizado una traducción del Compendio del arte del cálculo, de Ibn al-Samh. Y, más recientemente, Panfleto antipedagógico, aparecido en 2006.

About The Author

Related posts

6 Comments

  1. Emilio Diaz

    De acuerdo desde la primera línea a la última. Mi experiencia como docente en institutos me lleva a coincidir con sus planteamientos y a confirmar plenamente lo que dice el autor.

  2. anonimo

    Lo mismo digo. Y buena parte de la psicologia, al menos la que se enseñaba, es un decir, en la Universidad de hace unas décadas. No sé si ahora aún será peor. En fin, que suscribo lo que dice el artículo

  3. Ernesto Vega Riego

    Ya conocía al profesor Moreno de su libro “Panfleto antipedagógico”, y cuenta con mi apoyo y admiración. Soy psicólogo penitenciario. En el mundo de la delincuencia sucede algo parecido, grandes vendedores de humo con un discurso de palabras vacías que solo sirven para vestir el muñeco y vivir del cuento.

  4. Julio César Mirabal

    El Profesor Moreno tiene razón al 100%, tenemos en común haber recibido grandes controversías y en mi caso, resentimiento por las desconsideraciones de algunos aduladores que se hacen sentir como los mejores de su clase por la opinión prestada que han tomado al vuelo cuando oyeron a alquien que han dmirado por sus comentarios o por sentirse halagados en algún momento, que sin haber gozado de un espacio de tiempo suficiente llegan a adoptar esa posición que posteriormente la han descifrado y hasta descalificaiones que luego se olvidan del mal momento que han hecho pasar a otros de sus colegas, más eso no importa, lo bueno es que al final, todo dio la razón a quien realmente la trajo a la luz.
    Gracias

  5. Arely

    Soy Pedagoga, según usted la pedagogía no es ciencia, y la cataloga de manera despectiva. El enfoque científico se lo da cada persona (pedagogo) la cientificidad reside en el carácter que cada uno le ´ponga a su desempeño profesional y actitudinal.
    Dígame usted… entonces ¿Qué es la pedagogía?

  6. David Gamboa Acevedo

    Interesantes argumentos Doctor, comparto algunas aseveraciones y también creo que La sociedad de los poetas muertos vino a destruir el concepto de docente; valdría replantearse ciertas definiciones como lo son Pedagogía, Didáctica, Educación, etc., y como es bien conocido para que un conjunto de conocimientos puedan ser catalogados como ciencia deben tener dos cosas, un objeto de estudio y un método, lo segundo es lo que considero le falta a la Pedagogía, pero el hecho de contar con un objeto de estudio tangible como lo es la educación como dinámica personal y social debe tener un valor ¿no? y por ultimo, considero que en su lógica positivista también se encuentra implícita la generalización, n o todos los pedagogos manejamos discursos vacíos o como dicen en mi país, cantinfleos, habremos algunos que nos tomamos en serio nuestra profesión y tratamos de darle la seriedad que cualquier profesional le da a su área de conocimiento, le mando un cordial abrazo.

Escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *