Tercera Cultura
comentarios 2

Lo que pienso sobre las máquinas que piensan

Publicado por Matt Ridley en EDGE. Traducción: Verónica Puertollano.

Lo que pienso sobre las máquinas que piensan es que a todos se nos está escapando lo esencial. Que el verdadero genio transformador de la inteligencia humana no es el pensamiento individual, sino la inteligencia colectiva, colaborativa y distribuida; el hecho de que (como ha señalado Leonard Reed), se necesiten miles de personas diferentes para hacer un lápiz, sin que ni uno de ellos sepa cómo hacer un lápiz.

Matt Ridley

Matt Ridley

Lo que transformó la raza humana en un technium que domina el mundo no fue ningún cambio en la cabeza humana, sino un cambio entre ellas: la invención del intercambio y la especialización. Fue un efecto de red.
No tenemos ni idea de lo que podrían lograr los delfines, los pulpos o los cuervos si sus cerebros estuviesen conectados en una red de la misma manera. Y a la inversa: si los seres humanos hubiesen seguido siendo individuos autónomos habrían seguido siendo cazadores-recolectores a merced de sus hábitat como hicieron los neandertales, de cerebro grande, hasta el final. Lo que transformó la inteligencia humana fue la conexión de los cerebros humanos entre sí en redes mediante la mágica división del trabajo, una hazaña que se logró por primera vez a pequeña escala en África hace unos 300.000 años, y después con cada vez más velocidad durante los últimos miles de años.
Esta es la razón por la que los logros de la IA eran decepcionantemente limitados cuando eran máquinas individuales, pero en cuanto apareció internet empezaron a suceder cosas extraordinarias. El lugar donde la inteligencia artificial tendrá más efecto será entre las máquinas, no dentro de las máquinas. Ya está claro que internet es la verdadera inteligencia artificial. En el futuro, los fenómenos de redes como las cadenas de bloques, la tecnología detrás de la criptomoneda, puede ser el camino hacia los ejemplos más radicales de inteligencia artificial.

2 Comentarios

  1. idea21 says

    Pero no hay que olvidar que la «inteligencia social» es común entre todos los grandes simios y homínidos, incluso antes de «la mágica división del trabajo, una hazaña que se logró por primera vez a pequeña escala en África hace unos 300.000 años». De hecho, el gran salto de la inteligencia humana probablemente se produjo algo después, hace unos cincuenta mil años, cuando aparecen muestras de pensamiento abstracto, creándose «cosas inútiles», como el arte y la religión. Las cosas inútiles suelen ser a veces las más útiles de todas.

    Michio Kaku comenta en su reciente libro de «El futuro de la mente» que las predicciones exageradas que se hicieron sobre la inteligencia artificial hace unos cincuenta años (se pensaba que hacia 1990 la inteligencia artificial alcanzaría el nivel de la inteligencia humana) tuvieron que ver con que no se tuvo en cuenta el que la mayor parte de la inteligencia humana funciona a nivel subconsciente.

    Sobre Matt Ridley http://unpocodesabiduria21.blogspot.com.es/2014/06/que-nos-hace-humanos-2003-matt-ridley.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *