Tercera Cultura
1 comentario

Lo mejor de 2013 en “Tercera cultura”

Junto con esta selección de 10 posts publicados en esta web a lo largo de este año, aprovechamos para desear un próspero año nuevo a todos nuestros lectores. Les animamos a que nos sigan a través de Facebook o Twitter en 2014.

421px-Phrenology-journal-210x300Discursos modernos y discursos posmodernos. Aparentemente vivimos en sociedades libres y abiertas donde está asegurada la libertad de expresión y académica. Sin embargo, Donald Westhues recuerda algunos casos de acoso académico ideológica y políticamente motivados. También analiza como el discurso «moderno» caracterizado por la búsqueda de la verdad y el uso de argumentos factuales ha sido paulatinamente sustituído por el discurso «posmoderno» donde importa más el respeto a las identidades y sensibilidades.

¿Y si las diferencias de género se deben a la prosperidad y no a la opresión? Se tiende a pensar que, a medida que  los países occidentales avanzan políticas de «igualdad de género» la distancia profesional, cognitiva y motivacional entre mujeres y hombres se acorta. Sin embargo, según el trabajo del psicólogo evolucionista David Schmitt y sus compañeros, las diferencias más básicas de personalidad entre hombres y mujeres están de hecho aumentando en estos mismos países. Una hipótesis para explicar este resultado es que, al ir suprimiendo las presiones de supervivencia y seguridad, las sociedades modernas permiten que la personalidad de hombres y mujeres se expresen de forma más libre, es decir, siguiendo su propia inclinación natural.

“Controlar al científico es un suicidio intelectual”. En abril, Roberto Colom, profesor de psicología en la universidad autónoma de Madrid, nos concedió una entrevista en la que nos habló de varias cosas relacionadas con la inteligencia y la libertad académica. A pesar de concepciones populares, la inteligencia general es una habilidad que los psicometristas pueden medir actualmente con gran precisión y que permite hacer numerosas predicciones sobre importantes resultados sociales, desde el éxito o el fracaso escolar a la criminalidad o la expectativa de vida.

Cómo se llegó a pacificar Europa. Un relato de éxito sobre la pacificación de las costumbres en los países occidentales atribuye a la «Ilustración» el mérito casi exclusivo, pero Peter Frost nos recuerda que las reformas ilustradas del siglo XVIII arraigan en tendencias más profundas de la sociedad cristiana europea. Frost proponer llamar «cristianismo secularizado» o «ateísmo cristiano» al resultado histórico de estos cambios.

Por qué los judíos europeos son más inteligentes. La inteligencia es una idea controvertida, pero mide algo, como apunta Richard Dawkins. Un caso particularmente interesante que involucra la evolución de rasgos muy recientes es el éxito cognitivo de los judíos askenazies. De acuerdo con los registros, los judíos europeos son el grupo étnico más inteligente, con un CI promedio de 115 puntos. Según Gregory Cochran y Henry Harpending la evolución de la inteligencia judía tendría que ver con presiones específicamente culturales, como el desempeño de oficios que requieren habilidades intelectuales específicas a partir de la edad media.

Racionalidad motivada. Por qué es tan difícil cambiar de ideología o creencias. Los psicólogos cognitivos han descubierto una larga lista de sesgos cognitivos o atajos de razonamiento en las últimas décadas. La imagen que aparece de la «racionalidad» humana es la de una actividad difícil, plagada por errores sistemáticos y motivaciones que enturbian la búsqueda de la verdad. Un grupo de investigadores en la escuela de negocios de la universidad de Yale está estudiando cómo las razones se pueden poner al servicio de las identidades. Cambiar de creencias no es fácil porque no se trata simplemente de sustituir unas ideas por otras, sino que a menudo implica traicionar a amigos y compatriotas.

¿Qué desean las mujeres?. Noam Sphancer desmonta en este artículo varios mitos sobre el deseo femenino:  «Si la monogamia, la intimidad y la comunicación son los motores del deseo femenino, ¿por qué se esfuma su pasión en el matrimonio? ¿Por qué desean en secreto pastar en campos extraños? ¿Por qué no se benefician más del compromiso monógamo? ¿Por qué están tan dispuestas a romperlo?»

El animal político universal. Tendemos a pensar en las orientaciones políticas en términos exclusivamente culturales y sociales, pero Avi Tuschman nos explica por qué estas preferencias también son «naturales», están parcialmente en los genes y en concreto se asocian con los rasgos de personalidad. Dependiendo de si usted es más o menos abierto a las experiencias, más o menos dispuesto a llegar a acuerdos, o más o menos neurótico, usted tiene más probabilidades de decantarse por la derecha o por la izquierda política.

¿Es el nuestro un cerebro religioso? No existen genes que nos empujen a ser mahometanos o cristianos, pero el cerebro está construído de serie para albertar ideas religiosas. Esta «naturalidad» de las disposiciones a favor de la religión abren preguntas inquietantes: «¿Están los ateos menos pertrechados para afrontar la existencia que los creyentes?»

Genes criminales y cerebros criminales. El avance de las neurociencias está provocando grandes expectativas. Entre ellas, llegar a identificar cuando un cerebro lleva una marca criminal o qué genes inducen al crimen. Sin embargo, Patricia Churchland pasa a revista de forma «neuroescéptica» a algunas investigaciones. No existe un sólo gen para explicar la conducta criminal, y puede llevarnos un tiempo identificar las bases genéticas de comportamientos humanos complejos.

 

 

1 Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *