Tercera Cultura
comentarios 17

Las aversiones sexuales y los juicios morales a la luz del sexo entre hermanos

Ver original en PDF

Las aversiones sexuales y los juicios morales  a la luz del sexo entre hermanosEste mes de julio pasado, Debra Lieberman y Adam Smith de la Universidad de Miami publicaron un estudio en la revista APS Psychological science en el que se discuten las señales de parentesco que regulan las aversiones sexuales entre hermanos y los trabajos recientes que sugieren que la intensidad de las aversiones sexuales dirigidas a los hermanos moldean las actitudes morales hacia los demás. Tomado todo junto, la investigación sobre  la evitación entre familiares puede dar base a planteamientos fundamentales referidos al desarrollo y a la elección de pareja, a la vez que a la moralidad y a la política social.

El tema de la aversión incestuosa ofrece una rendija única y extraordinaria a cómo la selección natural ha dado forma a la psicología humana moderna y cómo nuestra herencia biológica puede moldear nuestros puntos de vista morales.

El incesto es “malo” básicamente porque la posibilidad de trasmitir genes perjudiciales a la descendencia se amplia si se producen hijos entre parientes nucleares. Por ejemplo, según dice el estudio se ha encontrado que el porcentaje de mortalidad de niños y de recién nacidos hijos de primos hermanos es un 4.4% más alto que entre padres no parientes. Eso es muchísimo en términos evolutivos.

Pero, ¿cómo se plasma eso en una aversión sexual? Hay distintos mecanismos. Uno de los más estudiados e importantes es el que se desarrolla entre niños que han sido criados juntos desde la primera infancia, sean o no sean hermanos o parientes. Si no existen esas señales de infancia compartida, no se desarrolla el disgusto que origina la aversión. Es más, los hermanos (en este artículo no se habla de eso, pero también entre padres e hijos) que no se conocieron en la infancia y se reúnen en la madurez sexual pueden encontrarse más atractivos que otros hombres y mujeres no emparentados debido precisamente a los puntos de similitud que actúan a su favor como el aspecto físico, las preferencias y tendencias generales etc. Las mismas “pistas”, por cierto, que hacen atractivos a los del propio grupo.

La conclusión de esos investigadores es que las señales de parentesco que predicen la aversión sexual hacia los propios hermanos también predicen la intensidad de los juicios morales que tienen que ver con el incesto en general.  Estos resultados sugieren que las adaptaciones psicológicas que motivan las decisiones sexuales personales colorean los juicios morales sobre la conducta sexual de los demás.

TGB para Tercera Cultura.

17 Comentarios

  1. Rawandi says

    «Estos resultados sugieren que las adaptaciones psicológicas que motivan las decisiones sexuales personales colorean los juicios morales sobre la conducta sexual de los demás.»

    Pero una educación liberal debería evitar que los juicios morales resulten coloreados por esas adaptaciones psicológicas. Por ejemplo, a un hombre le puede repeler intensamente la idea de practicar sexo con su propia hermana y sin embargo ese hombre puede pensar que no hay nada malo en que dos hermanos adultos mantengan relaciones sexuales si ambos lo desean.

  2. Eduardo Zugasti says

    La influencia del inglés está matando al español: «Colorean los juicios morales», «moldean las actitudes morales», «aversión incestuosa», «la primera infancia», «se producen hijos». Esto es horrible, va a peor, y últimamente lo aceptamos sin darnos apenas cuenta. No puedo demostrarlo, pero sospecho o intuyo que todo esto está dañando nuestra capacidad para razonar y pensar correctamente. Lo digo por todos en general, incluyéndome, no por este artículo («post») en particular.

    Al final igual hay algo perverso en esto de «dejar morir» a las lenguas.

  3. Eduardo Zugasti says

    Con respecto al comentario de Rawandi, creo que habría que demostrar que una «educación liberal» es preferible en este caso, no simplemente darlo por supuesto. A mí me parece que el incesto debe ser censurado moralmente en cualquier caso, debido a sus consecuencias perniciosas para la sociedad, pero me parece muy problemática la idea de que esta censura se reduce a «adaptaciones psicológicas», como piensan Haidt y los partidarios modernos de los «sentimientos morales».

  4. Eduardo, cuando se habla de «educacion liberal» se refiere a una formacion desprovista de prejuicios morales heredados de alguna religion y/o tradicion, ahora bien, cuando hablan de adaptaciones psicologicas, se refieren a que todos nos hemos adaptado psicologicamente de acuerdo al entorno y educacion en las que nos hemos criado y esta adaptacion influye en cada uno de nosotros positiva o negativamente.

  5. Rawandi says

    Eduardo, yo me refería a hermanos adultos que mantienen relaciones sexuales voluntarias sin intención de procrear, bien porque son del mismo sexo o porque usan anticonceptivos. En este caso, ¿qué perjuicio social estarían causando ambos hermanos? Yo creo nadie sale perjudicado.

  6. Rawandi says

    «cuando hablan de adaptaciones psicologicas, se refieren a que todos nos hemos adaptado psicologicamente de acuerdo al entorno y educacion»

    No, Alejandro, esas «adaptaciones psicológicas» serían mecanismos genéticos seleccionados en el curso de la evolución humana. El predominio tanto de la aversión ante el incesto como de la preferencia heterosexual se explicarían por esos programas genéticos heredados.

  7. Eduardo Zugasti says

    He encontrado este ejemplo de los hermanos incestuosos otras veces, pero no me convence el argumento. El «perjuicio social» podría empezar por ellos mismos. Aunque el daño sea menor si el acto no se hace público, en principio me extraña que dos personas normales adultas puedan romper un tabú social tan arraigado sin acarrear ningún daño psicológico.

  8. «en principio me extraña que dos personas normales adultas puedan romper un tabú social tan arraigado sin acarrear ningún daño psicológico.»

    ¿normales? ¿quien es normal? Al parecer «normal» y derivados vienen de la revolucion francesa e Ilustración, cuando la estadistica se va encumbrando, y normalizando al personal…

    Tengo entendido que las relaciones incestuosas aceptadas (padre hija, p. ej.) no son tan raras. Aunque no se suelan hacer públicas. Y si son aceptadas, consensuadas y disfrutadas, con beneficio para ambos, sin perjuicios para nadie, el supuesto problema desaparece ¿no?

  9. alfredo says

    Hombre, Sr. Antúnez, no parece un mero «prolemilla». De entrada no van a poder tener hijos. También violan principios elementales, estructurales en la familia, como el de que no hay sexo entre miembros de la familia nuclear aparte de los padres. El sexo también tiene implicaciones de «explotación» que se dan de bruces con teorías como la del «attachement» de la que tanto ha hablado Bowlby y que ha sido también estudiado por antropólogas como Sarah bluffer Hrdy

    http://en.wikipedia.org/wiki/Attachment_theory

    Todo esto tiene que pesar tanto por lo menos como el instinto a evitar las alturas o las serpientes…

  10. Eduardo Zugasti says

    Coincide que ultimamente, aparte del comentario de Agustín, me he encontrado con varias personas que ratifican esto de que las relaciones incestuosas «no son tan raras». Yo nunca he tenido noticia de algo así, ni siquiera en forma de rumores, quitando los que he leído en los libros de historia sobre las tramas incestuosas de las familias reales. Si el incesto es algo habitual, me sorprende mucho.

  11. Eduardo Zugasti says

    Con respecto al supuesto «peso» de las «adaptaciones psicológicas» en contra del incesto, siempre terminamos topándonos con el mismo inconveniente. Si estas adaptaciones son tan eficaces, hasta el punto de que pueden equipararse con el miedo a las serpientes, ¿por qué entonces se necesitan tantas sanciones culturales para evitarlas? Me vienen a la mente las dispensas papales para consentir el matrimonio de algunos monarcas con familiares bastante cercanos (por ejemplo, Felipe II con sus primas), que sólo se lograron mediante una alambicada combinación de amenazas y recompensas diplomáticas.

  12. Rawandi says

    «me extraña que dos personas normales adultas puedan romper un tabú social tan arraigado sin acarrear ningún daño psicológico»

    A una pareja de homosexuales ¿también les acarrea «daño psicológico» romper el tabú social homofóbico? En cuestión de «daño psicológico», el caso de la pareja homosexual será similar al de la pareja de hermanos incestuosos, pues en ambos casos se está rompiendo un tabú social muy arraigado. Sin embargo, en ambos casos el «perjuicio social» es nulo y por tanto únicamente los protagonistas de la relación son quienes deben juzgar si les merece la pena o no entablar dicha relación.

  13. Eduardo Zugasti says

    No veo que ese ejemplo termine de funcionar, principalmente porque la homosexualidad, a diferencia del incesto, justo ha dejado de ser un tabú en los últimos años (y ha dejado de ser un «crimen nefando» en los códigos penales), y esto debido a presiones culturales, sin que aparentemente haya variado ninguna «adaptación psicológica» ancestral.

  14. Rawandi says

    Yo creo que mi comparación funciona. Así como las prácticas homosexuales han dejado hace poco de considerarse un crimen en los países democráticos, exactamente lo mismo puede acabar sucediendo con el incesto entre hermanos. Por supuesto que en ambos casos el cambio legislativo se deberá exclusivamente a «presiones culturales», ya que las adaptaciones psicológicas humanas contra el incesto y contra la homosexualidad seguirán presentes en nuestro genoma, haciendo que la mayoría de la población siga prefiriendo no tener relaciones sexuales ni con sus hermanos ni con personas de su mismo sexo.

  15. Eduardo Zugasti says

    En términos biológicos las consecuencias del incesto son bastante diferentes a las de la homosexualidad. Principalmente porque las uniones incestuosas pueden llegar a ser fértiles, si bien dando lugar a una descendencia genéticamente degenerada que en consecuencia tenderá a desaparecer del acervo de la población.

    Por otra parte, y esto es quizás lo más importante de todo, la tolerancia del incesto, por más que se haga en nombre de los nuevos valores sagrados del liberalismo, acarrearía un freno objetivo frente a la exogamia de los grupos, que según Levi-Strauss nada menos que es la puerta de entrada a la cultura. Que yo sepa, no existe ningún ejemplo cultural humano de tolerancia generalizada al incesto (de tolerancia restringida sí, como muestran las familias reales egipcias o españolas de la edad moderna). En cambio, la tolerancia hacia la homosexualidad es culturalmente mucho más variable, por más que en general soporte bastantes tabúes.

    Finalmente, encuentro un poco extravagante vincular «democracia» e «incesto». Como si la «democracia», sea lo que esto sea, pudiera poner fin a los hechos más asentados de la biología y la cultura humana.

  16. Rawandi says

    «quizás lo más importante de todo, la tolerancia del incesto, por más que se haga en nombre de los nuevos valores sagrados del liberalismo, acarrearía un freno objetivo frente a la exogamia de los grupos»

    Lo importante para la ética democrática ‘liberal’ (entendiendo por tal la ética que defiende la libertad de los ciudadanos) es que los individuos puedan hacer lo que les apetezca mientras no causen un daño directo a terceros. Los tradicionales «delitos sin víctima» (aborto voluntario, uso de drogas, incesto voluntario) no son delito en absoluto. Ese es el motivo por el que algunos casos de incesto no deben ser castigados aunque «frenen la exogamia de los grupos», igual que las relaciones homosexuales no deben ser castigadas aunque reduzcan la fertilidad del grupo. Según la ética liberal, los derechos individuales básicos no deben subordinarse a supuestos intereses colectivos (biológicos, nacionalistas, etc.).

  17. yauming says

    nunca entendi esas relaciones yo tuve unos amigos bueno eran hermanos terminaron grabandose en un video amateur y todo esas cosas pero yo lo descubri hace poco que vi el video en http://www.perutops.com es tan grave eso ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *