Tercera Cultura
Dejar un comentario

Comunicaciones láser con la Luna

Nasa probará comunicaciones láser a alta velocidad entre la Tierra y la Luna

El pasado 6 de septiembre NASA lanzaba desde Virginia el observatorio LADEE (Lunar Atmosphere and Dust Environment Explorer), cuya misión es analizar la atmósfera y el polvo en la Luna. Durante varias de las misiones Apollo varios astronautas observaron un misterioso brillo en el horizonte lunar.

Comunicaciones láser con la LunaUn brillo inexplicable en aquel momento. Hoy se piensa que es debido a que la débil atmósfera de la Luna contiene polvo que sería el responsable de esos brillos. Este observatorio pretende dilucidarlo.

En estos días el observatorio ya está orbitando en torno a la Luna aunque todavía no está en su órbita definitiva.

Además de su propósito principal lleva otro secundario sumamente interesante. Se trata de probar un sistema de telecomunicaciones bidireccionales a alta velocidad, bajo peso y bajo consumo mediante láser entre la Tierra y la Luna. Las telecomunicaciones bidireccionales láser en vehículos espaciales no es nueva. La Agencia Espacial Europea ha demostrado este tipo de telecomunicaciones entre satélites a baja altura –que están a unos 200 km– y satélites geoestacionarios –35 900 km de altura–. Lo nuevo es la distancia. La Luna está a más de 384 000 km, es decir, diez veces superior.

Cuando tratamos de comunicarnos con objetos lejanos los problemas son muchos. Uno es que el peso que podemos enviar a la Luna es mucho menor que el que podemos utilizar para un satélite en órbita terrestre. Todo debe ser menos pesado: el transmisor, el receptor, las baterías, las antenas, etc. Si conseguir que dos láseres estén apuntando a los lugares correctos entre dos satélites que se mueven uno con relación a otro a aproximadamente 36 000 km de distancia es muy difícil, lograrlo a una distancia diez veces superior en una tarea de titanes. Si además añadimos que los equipos deben ser mucho más pequeños y menos pesados el problema todavía se agrava más.

Eso es lo que en las próximas semanas va a intentar NASA. La velocidad estimada de transmisión será de varias centenas de millones de bits por segundo; para que nos hagamos una idea, es una velocidad capaz de enviar más de cien programas simultáneos de televisión digital de alta definición. No está nada mal.

El proyecto se llama LLCD (Lunar Laser Communication Demostration). Comparado con los sistemas de comunicación actuales, basados en radio, el emisor y el receptor son más pequeños, menos pesados y una cosa importantísima cuando se está tan lejos de la Tierra: consume un 25% menos de energía.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *