Autor: Adolf Tobeña

Adolf Tobeña: Desiguales

Fuente: euromind. Algunas palabras destacadas encierran y difunden un mito, al tiempo que acarrean un gran potencial de confusión. “Igualdad” es una de ellas. Su pedigrí y estatus en la escala de los valores políticos es incontestable, sobre todo desde que los ilustrados la elevaron a la Trinidad de los principios republicanos, como uno de los garantes insoslayables del ejercicio de la plena ciudadanía. La igualdad social dibuja y prefigura una meta moral de perfección. Un apetecible y prístino horizonte de reparto equitativo y adecuadamente distribuido de atributos, bienes, roles, servicios y costes para todo el mundo, en cualquier circunstancia y condición, y en todos y cada uno de los rincones del planeta. No debe extrañar, por consiguiente, que la mayoría de los idearios que compiten en el mercado de las promesas de la buena gobernanza,  enarbolen la igualdad como enseña preferente. El problema recurrente con la igualdad es que ofrece una insospechada y tozuda  resistencia a dejarse conquistar. Sea cual fuere la ruta ideológica de aproximación o el procedimiento normativo, económico o tecnológico de …

CISCATALONIA

“El debate de ideas propiciado por el envite secesionista en Cataluña ha sido tan frondoso que se aprecian  signos claros de saturación. Es probable que no queden analistas o escribientes, de cualquier condición, que no se hayan pronunciado sobre la cuestión. Destaca, sin embargo, la ausencia casi total de voces de la academia científica. En dos ocasiones (3-11-2014; 23-1-2013) publicamos artículos de Adolf Tobeña que habían sido rechazados en “El País”, un rotativo que ha venido deplorando el “silencio culpable” de buena parte de la intelectualidad catalana. Contribuimos, por tanto, con este nuevo artículo de nuevo rechazado, a no ahondar ese “silencio” al tiempo que damos voz, como corresponde en TC, a opiniones que tiendan engarces entre ciencia y sociedad”.

¿Una sociedad enajenada?

Damos cobijo, de nuevo, en Tercera Cultura a un artículo de Adolf Tobeña donde plantea dudas técnicas sobre algunas etiquetas psicopatológicas que se han convertido en habituales para analizar el  pulso secesionista que se vive desde hace dos años largos, en Cataluña, con una tensión social innegable. El comentario fue concebido para “El País” y ahí fue enviado, pero quedó enterrado. En Tercera Cultura  no tenemos inconveniente alguno, por el contrario, en alumbrar discusiones sobre la psicología del comportamiento político y si abordan cuestiones candentes, tanto mejor. Es algo que venimos haciendo desde el inicio de nuestra andadura, aunque los artículos de opinión no sean nuestro formato más común.

Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo

Reseña de S=ex2 ,  La ciencia del sexo,  de Pere Estupinyà. Barcelona: Random House Mondadori  (486 pg.). Pere Estupinyà publica la crónica de un formidable tour de force erotómano que está llamado a perdurar como un hito ineludible en la divulgación científica hispana. Empieza con un orgasmo autoinducido, por masturbación, bajo las estrictas instrucciones de un protocolo de neuroimagen funcional, echado en la camilla inserida  en la matriz de un equipo de resonancia magnética, en los laboratorios de la Universidad Rutgers, New Jersey, y acaba describiendo golosas experiencias en fiestas de intercambios de parejas, en clubs de Manhattan, donde él y una de sus amigas (circulan docenas de amigas, por el libro), se sumergen con la dedicación y el entusiasmo exigibles a los estudiosos del comportamiento.