Navegar a...

Artículos recientes

Arcadi Navarro – Ciclo de Conferencias “Visiones del Ser Humano” hablando de Genes, Dinero y Evolución Humana

Publicado por el 27 oct, 2011 en Tercera Cultura | 0 comentarios

Arcadi Navarro - Ciclo de Conferencias “Visiones del Ser Humano” hablando de Genes, Dinero y Evolución HumanaArcadi Navarro trata de ofrecer una nueva visión sobre la evolución de nuestra especie a través de la Genoeconomía, esto es, del estudio de la interacción de la variación genética individual con nuestro ambiente social para explicar caracteres de tipo económico, todos ellos específicamente humanos, como nuestra percepción sobre la justicia de un intercambio o nuestra capacidad de pensamiento estratégico.

The Feynman Series – Curiosity (subtitulado)

Publicado por el 26 oct, 2011 en Tercera Cultura | 0 comentarios

Fuente: Mirando Musarañas en  http://fisilosofo.wordpress.com

The Feynman Series - Curiosity (subtitulado)Todos recordamos las Sagan Series: una serie de vídeos muy bien montados con la voz de Carl Sagan de fondo, hablando sobre la NASA, el SETI, la necesidad de la exploración espacial… poesía científica en estado puro. Pues bien, Reid Gower, responsable de esta magnífica serie, ha decidido hacer otra serie, pero esta vez con otro de los grandes como protagonista: Richard Feyman.

Tercer capítulo subtitulado: Curiosity.

Si no veis los subtítulos del vídeo en español, pulsar en el icono CC de la barra de navegación.

Entrevista a Scott Atran

Publicado por el 22 oct, 2011 en Tercera Cultura | 7 comentarios

Entrevista a Scott AtranScott Atran es antropólogo, profesor de la Michigan University, del John Jay College of Criminal Justice de Nueva York e investigador del Centre National de la Recerche Scientifique (CNRS), de París. Es un investigador de amplios intereses que van desde la antropología cognitiva y lingüística, a la psicología evolucionista, la etnobiología o las teorías sobre el origen de las religiones.

Es autor de diversos libros entre los que destacan In Gods We Trust: The Evolutionary Landscape of Religion, Oxford University Press, 2002, una aproximación evolutiva a la génesis y las funciones de la religiosidad; y Talking to the Enemy, Faith, Brotherhood and the (Un)Making of Terrorists, Ecco 2010, donde analiza los procesos de inducción fanatizadora de los terroristas desde una perspectiva empírica y mediante estudios de campo, haciendo énfasis en el yihadismo radical antioccidental y ponderando los entornos sociales y las presiones intragrupales que rodean a los protagonistas del terror.

En un país como España, azotado durante décadas por el terrorismo etarra y que también fue objeto de la pavorosa matanza yihadista del 11 de Marzo del 2004, en Madrid, las opiniones de Scott Atran son de especial interés. El propio Atran usó para “Talking to the enemy” sus estudios sobre el terreno en Tetuán, Ceuta y Madrid sobre las células yihadistas que montaron aquella masacre que hizo virar la historia de nuestro país y cuyas reverberaciones se dejan sentir, todavía, en los posicionamientos en política exterior y en los tabúes y silencios con que afrontamos la relación con el Islam combativo.

Esta entrevista se lleva a cabo en la casa del antropólogo en el sur de Francia. Contesta a las preguntas en un ventoso domingo de octubre, mientras acaba de poner en orden la cocina al final de una comida regada con estupendos vinos locales y un Ribera de Duero, en compañía de varios amigos y de su esposa Ximena, etnolinguista como él.

Empezamos hablando de su faceta como etnobiólogo y sus discrepancias con el ensayista y promotor del llamado “nuevo ateísmo” Sam Harris para pasar luego a cuestiones relacionadas con el terrorismo.

1-  Un área muy interesante de su trabajo es la “folk biology”. De acuerdo con la “devolution hypothesis” nosotros los seculares occidentales experimentamos un declive de la familiaridad con la naturaleza y una pérdida dramática de su conocimiento natural. Es paradójico porque ahora tenemos las mejores teorías científicas para explicar la naturaleza (teoría de la evolución, biología molecular etc.). ¿Estamos perdiendo algo importante en el proceso? ¿Qué puede enseñarnos la biología “folk” a día de hoy?

R- En un trabajo reciente con Douglas Medin, encuestamos estudiantes en un campus californiano y otro situado en el Lago Michigan, USA, y constatamos que la gran mayoría de universitarios desconocían las especies de árboles más emblemáticas de la naturaleza que tenían delante de los ojos. Especies distintivas del entorno que transitaban dia a dia. Cuando se circula con tal grado de ignorancia se es ciego ante la naturaleza y no hay que esperar ninguna conducta apropiada, ni siquiera al pretender redimirla.

2-  En el libro “The Moral Landscape”, Sam Harris sugiere que si tuviéramos medios para saber cuando alguien está diciendo la verdad daríamos un paso adelante en conseguir un mundo mejor. Usted ya ha señalado que ésta es una de las ideas más discutibles y potencialmente peligrosas  del ensayo de Harris. ¿La mentira es tan importante como la verdad? ¿Sería una pesadilla un mundo donde fuera imposible la mentira?

R- Es inviable la propuesta de Harris. Totalmente inviable. La capacidad de mentir ha sido un vector crucial de sofisticación cognitiva y progreso social. El atributo, la posibilidad de no incriminarse a uno mismo también es progreso. El ojo vigilante del Todopoderoso también es progreso (mejor que la policía, casi siempre, para temperar, contener y frenar)…,  de ahí que la sugerencia de Harris sea una ingenuidad.

3. Usted ha criticado la llamada “new atheism agenda” y el “evangelical tone” de algunos de los “new atheists”.¿Cree que la religión es, por lo menos hasta cierto punto, irremplazable? ¿Cree que el ateismo moderno es una especie de “stealth religion”, de religión sucedánea?

R- No necesariamente irreemplazable. Pero desde luego la sustitución no vendrá de la mano de la ingenuidad y las recetas expeditivas del “nuevo ateísmo”. Nadie se va a convencer de prescindir de las doctrinas religiosas a base de explicar que todo ha sido producto de “lavados de cerebro” sistemáticos. Muchos de esos predicadores del “nuevo ateísmo” creen que la ciencia constituye un mejor cimiento que la religión para construir y justificar sistemas morales que regulen las tendencias egoistas y predadoras humanas, pero no existe el más mínimo soporte de hallazgos históricos o experimentales para fundamentar esa posición.

Los humanos, en cambio, han conseguido edificar señuelos muy potentes y movilizadores (p.e. los derechos humanos, la salud ecológica del planeta…) cuando se les ha proporcionado nuevos ideales que ayuden a vencer la soledad, las inclemencias, las enfermedades, el miedo…,  es decir, aquello que proporcionan las religiones.

4-  Recientemente, Hugo Mercier <http://edge.org/conversation/the-argumentative-theory>  ha argumentado que la razón no evolucionó en los humanos para acceder a la verdad sino para “to help us win arguments”, para ayudarnos a vencer en discusiones. Algunos resultados de la filosofía experimental (por ejemplo, Schwitzgebel & Cushman <http://edge.org/conversation/the-argumentative-theory> , también sugieren que la razón está fuertemente sesgada por factores psicológicos (incluso entre los “expertos” morales). Parece bastante claro que la razón sola no es suficiente para tratar con los “sacred values” y ciertos “frames”, marcos  ideológicos (para decirlo en términos de Lakoff). ¿Qué podemos hacer? ¿Alguna recomendación práctica?

R- Que la razón sola basta y es suficiente para superar las exigencias e imposiciones de los “valores sagrados” sólo lo conciben los académicos descarriados y algunas gentes del gremio de los juristas. Nadie más.

5-Usted afirma que el núcleo de las creencias religiosas carece de sentido y no tiene condiciones de veracidad (“the core religious beliefs are literally senseless and lacking in truth conditions”) y que por eso no pueden afectar la conducta de un individuo. ¿Como explicaría el caso de Anders Breivik el terrorista noruego que mató a un centenar de personas este verano?

R-Se pueden fabricar y creer nociones absurdas y luego elaborar interpretaciones de todo tipo para  justificarlas. La capacidad para generar compromisos exigentes hacia la absurdidad ideatoria es apoteósica. Son las “preposterous” creencias de Kierkegard. Eso en un solitario autofanatizado y quizás autodopado puede alcanzar niveles inauditos.

6- El terrorista,¿nace o se hace? ¿Hasta qué punto la religión o la ideología son suficientes? Cree que los factores religiosos han sido sobre-enfatizados, exagerados, para explicar la violencia fanática (y si es así ¿por qué?)?

R- La burbuja doctrinal compartida y mas raramente en solitario engendra terroristas, sí. No se requiere más, aunque a menudo hay más (una agenda de lucha comunal, una humillación prolongada, una fraternidad azuzadora y recompensadora, por ejemplo). Pero yo he insistido en que se ha exagerado la importancia fanatizadora de las religiones respecto de los secularismos (anarquismos,  comunismos, fascismos, indigenismos, nacionalismos…): Comparten idèntica valencia y eficiencia como arietes del terror.

7.Desde un punto de vista cognitivo, ¿qué motiva a un terrorista suicida? ¿Es la creencia en la otra vida? ¿Factores socioeconómicos?

R- El sacrificio máximo por ideas abstractas es un atributo humano. Uno de los que mas nos distinguen. Alcanzar e imponer sacrificios máximos para edificar instituciones sociales que vayan más allá de la familia y de la tribu, y conseguir, además, que perduren ante los enemigos. Para conseguir esos objetivos comunales compartidos hay siempre bolsas de individuos cercanos al sacrificio máximo si las condiciones del combate intergrupal lo requieren.

8.Usted dice que el martirio letal, el terrorismo suicida es resultado de los lazos de hermandad que se crean entre algunas personas y que son independientes de la ideología. ¿Por qué no hay terroristas suicidas en ETA? Los lazos de hermandad y de sangre están en su base. Incluso se transmite esa actividad en el seno de determinadas familias y pasa de padres a hijos.

R- Jamás les hizo falta. Siempre medraron e hicieron progresar su agenda comunal (el “proyecto basco de liberación nacional”) mediante tácticas de guerrilla urbana y mafia o gangsterismo convencional.

9.¿Las “primaveras” árabes y magrebíes de 2011 suponen, en su opinión el declive de los islamikazes antioccidentales? ¿Tienen alguna relación con las campañas de Irak y Afganistán? ¿Que papel le queda a AlQaida una vez liquidado y arrojado al océano el profeta Laden?

R- …Puede que sí, puede que esa primavera algo marchita signifique el declive de la lucha islámica radical e integrista contra occidente. Pero no hay manera de saberlo por ahora. Es cierto que los jóvenes árabes desean democracia, libertad, fin de las autocracias corruptas y recuperación de valores éticos basados en un islam liberador, però no tienen ni liderazgo eficiente ni objetivos claros. Las elites corruptas siguen ahí, además, y se estan coaligando con los jerarcas militares y las fraternidadades musulmanas inicialmente descolocadas. Y no dejo de tener aprensión por lo que pueda venir….; la evolución del yihadismo está por ver y no hay lámpara fiable que nos lo indique…; por otra parte, es cierto que hubo coincidencia entre la eclosión de erupciones liberadoras y prodemocráticas en el mundo musulmán, con los golpes certeros sobre el liderazgo de las facciones antioccidentales con un guión más violento e integrista…, pero la simultaneidad no implica vinculación.

10- Le gustó la película de Enrique Urbizu “No habrá paz para los malvados”..?

R-Mucho. El comisario Santos Trinidad en uno de los tipos malos más fascinantes que recuerdo, en  el cine. El confidente Rachid es un hallazgo, también. Y la crónica ominosa, mediante una elipsis de trasfondo, de la germinación del 11-M madrileño, con sus caracteres y escenarios, muy ajustada.

Origen de las islas Canarias. Las islas Hawái y las Canarias tienen un origen muy peculiar

Publicado por el 19 oct, 2011 en Tercera Cultura | 1 comentario

Autores: Equipo de divulgación científica de Eureka!

Las últimas semanas ha sido noticia la isla de El Hierro pues ha sufrido varios miles de terremotos que anunciaron una erupción volcánica submarina. Muchos terremotos a veces son los prolegómenos de una erupción, como ha sido en este caso pero no siempre es así. Los terremotos no se pueden predecir, pero el caso de los volcanes es un poco distinto, la mayor parte de las veces, antes de que un volcán empiece a lanzar lava, hay ciertos avisos: terremotos, abombamiento del terreno, ruidos internos, etc.

La isla de El Hierro, es la más occidental de las islas Canarias y la más joven y con bastante frecuencia tiene erupciones. La última ocurrió en 1793. Todas las islas Canarias son de origen volcánico, pero tienen algunas características que las hacen muy peculiares. La mayor parte de las islas volcánicas surgen en las zonas donde chocan las placas tectónicas, esas enormes placas que como grandes navíos flotan sobre el magma terrestre y llevan como carga los continentes. Por ejemplo, el arco norte de las Islas del Caribe, surge donde la placa de América del Sur choca con la placa del Caribe.

Las Canarias no están en ninguna zona donde choquen placas. Están en la mitad de la placa africana. Algo parecido les ocurre a las islas Hawái que están en mitad de la placa pacífica. Si observamos en un mapa las islas Hawái veremos algo muy curioso: están casi en línea recta. Además, si consultamos las edades de las islas nos encontramos con otra curiosidad: su edad depende de su longitud geográfica. Las que están más al este son más jóvenes y las que están más al oeste son más viejas. En las Canarias ocurre algo parecido, están bastante alineadas, no tanto como Hawái, pero bastante en línea recta y también ocurre que la edad depende de la longitud, aunque en este caso es al revés: las más al este (Lanzarote, Fuerteventura) son las más viejas y las más hacia el oeste (El Hierro y La Palma) son las más jóvenes. De hecho, son tan jóvenes que la última erupción de La Palma que ocurrió en 1971 hizo crecer la isla. Son tan jóvenes que todavía están creciendo.

Esa peculiaridad llevó a pensar en 1963 al geólogo canadiense J. Tuzo Wilson una posible explicación de su origen. La idea es que debajo de la corteza oceánica hay zonas donde el magma terrestre está muy cerca de la superficie. Las llamó «puntos calientes». Los puntos están fijos en el magma terrestre, no se mueve. De vez en cuando erupcionan. Por supuesto que dicha erupción surge en el fondo del mar, pero poco a poco, la lava que sale va formando una montaña submarina por la que sigue saliendo, si llega hasta a la superficie se forma una isla. Tras la erupción, hay una época de calma. En ningún momento las placas tectónicas dejan de moverse; en el caso de las Canarias hacia el este. Aparentemente el «punto caliente» se desplaza hacia el oeste. Cuando se vuelve a producir una erupción suficientemente grande se crea una nueva isla que está al oeste de las anteriores. Eso explica perfectamente que Lanzarote sea la isla más vieja y El Hierro la más joven. También explica perfectamente lo que ocurre en Hawái.

Pero ya sabemos que en ciencia rara vez hay unanimidad, siempre hay ideas alternativas, lo que, sin duda, es bueno y es lo que produce los avances. En el caso de Hawái hay bastante unanimidad en que el origen es un «punto caliente», pero como las Canarias no están tan en línea recta como Hawái, algunos geólogos proponen otras hipótesis. Parecidas, pero no exactamente iguales.

No obstante, la hipótesis del «punto caliente» es la más aceptada y creemos que sirve muy bien como ejemplo de lo que es el movimiento de los continentes y que nos permite   dejar claro que por debajo de la corteza terrestre el magma y las zonas donde se acerca a la superficie cambia mucho más despacio de lo que se desplazan las placas tectónicas.

Debajo del lecho oceánico hay un «punto caliente» que da origen a un volcán.

Debajo del lecho oceánico hay un «punto caliente» que da origen a un volcán. Los continentes (África en el caso de Canarias) se desplaza hacia el este. Cuando el «punto caliente» vuelve a activarse produce otro volcán más al oeste. Así surgen muchas islas, todas alineada. Dibujo de Eureka!
Puede utilizarse libremente mencionando al autor.  Origen de las Islas Canarias by Eureka! is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 3.0 Unported License.

Movimientos de tierra vistos desde satélites

Hay muchos satélites artificiales que son capaces de obtener un mapa de las zonas por donde pasa en las que se muestran las altitudes de cada uno de los accidentes. Por ejemplo, nos dice la altura de un monte, o la profundidad de un valle.

La órbita de los satélites está calculada de tal forma que pasa por el mismo punto transcurridos unos pocos días. De ese modo, se obtiene una colección de fotografías con las alturas de cada accidente perfectamente calibradas.

Hay una técnica de comparación de fotografías que se llama interferometría que permite visualizar diferencias tan pequeñas como unos milímetros. Pensemos que hoy pasa el satélite y saca la foto de un volcán. Dentro de 15 días pasa y obtiene una segunda foto. Al compararlas descubrimos que en una de las laderas de la montaña ha habido un abombamiento. Ese abombamiento puede ser debido a que la lava interior del volcán está aumentando la presión. Un aumento de presión puede ser el precursor de una erupción, así que es el momento de mandar a los geólogos a que estudien el problema.

Interferometría obtenida con el satélite EnvisatInterferometría obtenida con el satélite Envisat, del terremoto que ocurrió en El Aquila (Italia) el 6 de abril de 2009. Con dos fotos, una anterior y otra posterior, se obtiene una imagen donde los colores muestran lo que ha variado la altura debido al terremoto. Foto gentileza del Istituto Nazionale di Geofisica e Vulcanologia (Italia).

Un volcán simulado

Queremos demostrar que un aumento de presión en el interior de un volcán puede levantar el terreno. Para hacerlo vamos a utilizar una botella y un globo.

En la botella echamos medio vaso de vinagre. Después añadimos una cucharada grande de bicarbonato sódico, que se suele utilizar en cocina para que los bizcochos queden esponjosos. A continuación y rápidamente ponemos el globo en la boca de la botella, de modo que ésta quede bien cerrada, sin holguras, y que el único camino de escape de los gases sea el propio globo.

Veremos que en el interior de la botella surgen muchas burbujas que elevan la presión del interior y hacen que el globo se hinche. En el interior aumenta la presión y el globo se abomba, lo mismo que hace un volcán con el terreno que está por encima de él.

El bicarbonato reacciona con el vinagre y da origen a una sal (NaAc), agua  y dióxido de carbono (CO2). Este último es el que aumenta la presión dentro de la botella.

Dibujo de Eureka

Cuando el vinagre reacciona con el bicarbonato se produce CO2 que aumenta la presión dentro de la botella y levanta la tapa de plastilina. Dibujo de Eureka. Puede utilizarse libremente mencionando al autor.  Origen de las Islas Canarias by Eureka! is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 3.0 Unported License.

La religión, el terrorismo suicida y los fundamentos morales del mundo

Publicado por el 16 oct, 2011 en Tercera Cultura | 1 comentario

por Scott Atran

Introducción: Las bases religiosas del compromiso moral

Scott AtranEn todas las sociedades, podemos encontrar:

  • 1. Una creencia contraintuitiva, contrafáctica y generalizada en agentes sobrenaturales (dioses, fantasmas, duendes, etc.);
  • 2. Expresiones públicas genuinas de compromisos materiales costosos respecto a los agentes sobrenaturales, tales como la ofrenda y el sacrificio (ofrendas de bienes, propiedades, tiempo, la propia vida…);
  • 3. El dominio que ejercen los agentes sobrenaturales sobre las ansiedades existenciales de la gente (la muerte, el engaño, la enfermedad, la catástrofe, el dolor, la soledad, la injusticia, la miseria, la pérdida); y
  • 4. Un ritual de coordinación sensorial y rítmica de los cuerpos (1), (2) y (3), esto es, de comunión (congregación, asociación fraternal, etc.), que casi siempre comporta baile o balanceos y cantos o música2 , así como manifestaciones de jerarquía social y de sumisión típicas de los primates y demás mamíferos sociales (estirar las piernas o brazos y dejar al descubierto el cuello, el pecho o los genitales, la genuflexión, la reverencia, la postración, etc.)…

Leer el artículo completo en PDF

The Feynman Series – Honours (subtitulado)

Publicado por el 12 oct, 2011 en Tercera Cultura | 0 comentarios

Fuente: Mirando Musarañas en  http://fisilosofo.wordpress.com

The Feynman Series – HonoursTodos recordamos las Sagan Series: una serie de vídeos muy bien montados con la voz de Carl Sagan de fondo, hablando sobre la NASA, el SETI, la necesidad de la exploración espacial… poesía científica en estado puro. Pues bien, Reid Gower, responsable de esta magnífica serie, ha decidido hacer otra serie, pero esta vez con otro de los grandes como protagonista: Richard Feyman.

Segundo  capítulo subtitulado: Honours.

Si no veis los subtítulos del vídeo en español, pulsar en el icono CC de la barra de navegación.

El sexo y el cerebro: los orgasmos muestran alteraciones de conciencia

Publicado por el 9 oct, 2011 en Tercera Cultura | 5 comentarios

  • 11 de Mayo de 2011, por Kayt Sukel.
  • New Scientist Magazine número 2812. Love and Sex. Our intrepid reporter performs an intimate act in an fMRI scanner to explore the pathways of pleasure and pain – El amor y el sexo. Nuestra intrépida reportera realiza un acto íntimo dentro de un escáner fMRI para explorar los caminos del deseo y el dolor.
  • Traducción de Carmen Casariego

El sexo y el cerebroCON un click y un brrrr me introducen en el escáner. Mi cabeza está sujeta con unas ataduras y me han echado una manta por encima de manera que pueda acariciar mi zona íntima, el clítoris en particular, con cierto grado de pudor. No estoy aquí por ningún motivo de salud ni para grabar una película sólo para adultos. Estoy a punto de estimular mi zona genital hasa alcanzar el orgasmo mientras un escáner fMRI refleja el flujo de sangre en mi cerebro.

Con esta acción espero ayudar a Barry Komisaruk de la Universidad de Rutgers en Newark, Nueva Jersey, y a sus colegas a engañar a los mecanismos subyacentes en el despertar sexual. Con este estudio, no sólo han descubierto que hay más de una ruta para alcanzar el orgasmo, sino que también han revelado un nuevo tipo de conciencia, cuya comprensión podría llevar a nuevos tratamientos para el dolor.

A pesar de que el orgasmo es un fenómeno humano cuasi universal, aún no sabemos mucho acerca del mismo. “La cantidad de especulación frente los datos actuales, tanto en cuanto a la función como en cuanto al valor del orgasmo, es asombrosa”, relata Julia Heiman, directora del Instituto Kinsey para la investigación del sexo, el género y la reproducción en Bloomington, Indiana.

Se calcula que una de cada cuatro mujeres en los Estados Unidos ha tenido dificultad en alcanzar el orgasmo a lo largo del último año, mientras que entre el 5 y el 10 por ciento de las mujeres son anorgásmicas (completamente incapaces de alcanzar el orgasmo). Pero sin datos precisos que expliquen qué ocurre durante esta experiencia, hay pocas opciones de tratamiento para las mujeres que quieran obtener ayuda.

A Komisaruk le interesa el transcurso del orgamo en el tiempo, y de manera particular cuando se activa la zona del cerebro conocida como cortex prefrontal (CPF).  El CPF está situado en la parte delantera del cerebro e interviene en aspectos de la conciencia tales como la autoevaluación y la capacidad de sopesar algo desde el punto de vista de otra persona.

El equipo de Komisaruk encontró recientemente que durante el clímax femenino se produce una activación importante en el CPF, algo que no se había observado en estudios previos en torno al orgasmo. Sorprendentemente, ocurría lo mismo en el caso de individuos capaces de alcanzar el orgasmo sólo mediante el pensamiento. A menudo se ha descrito que parte de la experiencia sexual residen en la fantasía y en imágenes auto-referidas, lo que llevó a Komisaruk y a sus colegas a preguntarse si el CPF podría tener un papel importante en la creación de una respuesta psicológica que proviniera únicamente de la imaginación. Este es el motivo por el que estoy aquí.

Komisaruk me pide que martillee un dedo contra el pulgar durante 3 minutos. A continuación, me pide que sólo imagine esa misma acción durante otros 3 minutos mientras el fMRI revela por dónde fluye la sangre en mi cerebro. Justo a continuación, repito el mismo ciclo con ejercicios de Kegel (breves contracciones de los músculos del suelo pélvico) y luego con toques en el clítoris. Luego se me pide que me acaricie hasta alcanzar el orgasmo, levantando la mano libre para indicar cuándo he alcanzado el clímax. A pesar de la situación, lo consigo sin mucho esfuerzo.

Desde el inicio hasta el final, se activan más de 30 zonas de mi cerebro, incluyendo aquellas que intervienen en el tacto, la memoria, la sensación de recompensa e incluso el dolor. Tal y como esperaba Komisaruk, los toques imaginados en el clítoris y los ejercicios de Kegel activaron las mismas zonas cerebrales que las acciones reales, aunque con un flujo sanguíneo algo menor. Sin embargo, el CPF mostró más actividad cuando los toques y las contracciones pélvicas se imaginaban que frente a las acciones reales. Sugiere que esta mayor activación puede reflejar imaginación o fantasía, o quizás algún proceso cognitivo que ayuda a gestionar lo que llamamos “control desde arriba hacia abajo” (la regulación directa por parte del cerebro de funciones fisiológicas) del propio placer. El equipo de investigación presentó los resultados de sus estudios en la conferencia anual de la Sociedad de Neurociencia que tuvo lugar en San Diego en Noviembre de 2010.

Por el contrario, cuando Janniko Georgiadis de la Universidad de Groningen en Holanda y su equipo llevaron a cabo experimentos similares, se encontraron con que la misma región del cerebro se “apagaba” durante el orgasmo. En particular, encontraron una desactivación significativa en la zona del CPF llamada cortex orbitofrontal izquierdo (COF).

Estado alterado

Georgiadis dice que el COF puede ser la base del control sexual y que quizá sólo se alcance el orgasmo “dejándose llevar” de alguna manera. Sugiere que la desactivación puede ser el ejemplo más explícito de un “estado de conciencia alterado” aún no encontrado en ningún otro tipo de actividad.

“No creo que el orgasmo desactive la conciencia, pero la cambia”, nos dice. “Cuando le preguntas a la gente cómo perciben sus orgasmos, describen una sensación de pérdida de control.” Georgiadis sugiere que quizá el orgasmo relega sistemas que generalmente dominan la atención y el comportamiento. “No estoy seguro de que este estado alterado de la conciencia sea necesario para alcanzar más placer o si se trata tan solo de un efecto lateral”, nos dice. Puede que la incapacidad para dejarse llevar y alcanzar este estado sea lo que impide que los individuos anorgásmicos alcancen el clímax.

Puede que haya una explicación sencilla para las discrepancias entre el trabajo de Georgiadis y el de Komisaruk: es posible que representen dos caminos distintos hacia el orgasmo, activado por diferentes métodos de inducción. Mientras que los participantes en los estudios de Komisaruk se masturbaban hasta el orgasmo, a los de Georgiadis les estimulaba su pareja. “Puede que haya una diferencia entre alguien que intenta mentalizar la estimulación sexual frente a alguien que la recibe por parte de su pareja”, dice Georgiadis. Quizá tener un compañero haga que sea más fácil dejarse llevar y alcanzar el orgasmo. Otra explicación puede ser que tener un compañero haga que el control de las sensaciones y el placer desde arriba hacia abajo sea menos necesario para alcanzar el clímax.

“Este tipo de investigación resulta increiblemente util”, dice Heiman. “El orgasmo está unido a la percepción de una recompensa en el cerebro, como seguramente también lo están otros sistemas. Hay muchas cosas que podemos aprender acerca del cerebro con respecto a la sensación de placer y de cómo funciona la misma y probablemente muchas más cosas con respecto a esta respuesta física”.

Komisaruk está de acuerdo. Espera poder algún día emplear una retroalimentación neuronal para permitir que las mujeres anorgásmicas puedan contemplar su actividad cerebral en tiempo real durante la estimulación genital, y que esta retroalimentación les ayude a manipular su actividad cerebral para acercarla a un patrón de actividad orgásmica. También cree que más estudios en torno al orgasmo y al papel que en el mismo juega el CPF ofrecerán una visión muy necesaria acerca de cómo podemos emplear sólo el pensamiento para controlar otras sensaciones físicas como el dolor. “Hay un gran misterio que debemos esclarecer en esta intensa experiencia humana”, nos dice.

El orgasmo escaneado

Aquí se muestra el cerebro de Kayt Sukel en el momento del orgasmo. El escáner es una sección sagital, esencialmente una fotografía de perfil, que muestra un momento reflejado en distintos “cortes” del cerebro.

Los puntos coloreados representan el flujo sanguíneo. Los colores fríos indican menos flujo sanguíneo y menos activación. Los colores calientes indican más activación.

Por la extensión de la actividad cerebral, se aprecia que el orgasmo es una experiencia en la que el cerebro interviene en su totalidad. La activacióndel cortex prefrontal (A) se aprecia claramente, así como la actividad en el cortex cingular anterior (B), que se cree interviene en la experimentación del dolor.

Alivio del dolor desde arriba hacia abajo

El orgasmo es un fuerte analgésico. Con los estudios en torno a la actividad cerebral durante el orgasmo que muestran patrones únicos de activación en regiones implicadas en la atención, la conciencia de uno mismo y la conciencia, los investigadores creen que estos estudios también pueden ser útiles para el control del dolor.

“El orgasmo es un tipo de conciencia especial”, afirma Barry Komisaruk de la Universidad de Rutgers en Newark, Nueva Jersey. “Si podemos estudiar distintas maneras de inducir el orgasmo, puede que logremos entender mejor cómo podemos utilizar los procesos desde arriba hacia abajo para controlar las sensaciones físicas.”

Aquellos que sufren de dolor crónico podrían aprender a aliviar algunos de sus síntomas empleando dichas técnicas, dice Kenneth Casey de la Universidad de Michigan en Ann Arbor. Podrían utilizar procesos mentales de alto nivel para modular lo que sienten físicamente. “El efecto placebo es un ejemplo sencillo de la práctica del control desde arriba hacia abajo. Crees que estás tomando una medicación que te ayudará y de alguna manera lo hace”, nos explica. “De acuerdo con mi experiencia, simplemente diciéndole a un paciente que el dolor que está experimentando no es nocivo tiene un efecto analgésico”.

Investigadores de la Universidad de Stanford en California han mostrado recientemente que las personas eran capaces de controlar el dolor mediante la observación de la actividad cerebral en tiempo real de la zona llamada cortex cingular rostral anterior (CCA) y luego ajustándola mentalmente. El CCA también se activa durante el orgasmo.

Una mejor comprensión de lo que hacen estas zonas del cerebro en situaciones de dolor y de placer puede abrir la puerta a técnicas mejoradas de control desde arriba hacia abajo para modular ambos extremos, dice Komisaruk.

The Feynman Series – Beauty (subtitulado)

Publicado por el 5 oct, 2011 en Tercera Cultura | 3 comentarios

Fuente: Mirando Musarañas en  http://fisilosofo.wordpress.com

Todos recordamos las Sagan Series: una serie de vídeos muy bien montados con la voz de Carl Sagan de fondo, hablando sobre la NASA, el SETI, la necesidad de la exploración espacial… poesía científica en estado puro. Pues bien, Reid Gower, responsable de esta magnífica serie, ha decidido hacer otra serie, pero esta vez con otro de los grandes como protagonista: Richard Feyman.

Aquí va el primer capítulo subtitulado: Beauty.

Si no veis los subtítulos del vídeo en español, pulsar en el icono CC de la barra de navegación.

La luz al final del túnel

Publicado por el 4 oct, 2011 en Tercera Cultura | 5 comentarios

La luz al final del túnel (Matt Ridley). Traducción : Verónica Puertollano en  el “Mundo por dentro y por fuera” (columna de Arcadi Espada)

La luz al final del túnelMatthew Parris metió el dedo en la llaga el sábado pasado con su afirmación de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y que ahora hemos de esperar tener que trabajar más duro y ser un 25% más pobres. Me llamó la atención como a muchos lectores. Ahorró todos los detalles de la deuda, el impago y el déficit para extraer una verdad esencial. Occidente ha funcionado con un sistema piramidal, gastando capital prestado para estimular los actuales estándares de vida. De las pensiones a las hipotecas, y del gasto público a la extravagancia del consumidor, ha llegado el ajuste de cuentas.

Todo eso es cierto, pero aquí van algunas reflexiones para animarles a ustedes y a Matthew. En primer lugar, el dinero lo prestaron aquellos que tenían activos netos, principalmente los chinos. Permitiendo algunos trucos matemáticos, el mundo no puede estar en deuda, aunque si tuviese la mínima oportunidad, Goldman Sachs encontraría sin duda la forma de lograr un préstamo de los marcianos. Por tanto la economía mundial, en su conjunto, no puede ser un esquema piramidal.

Y la economía mundial, en su conjunto, ha seguido creciendo: retrocedió en solo un 0.6% en 2009 y luego repuntó al alza en un 5% en 2010, según el FMI. Los últimos cuatro años han resultado fatales para nosotros, pero buenos para los chinos, los indios, los brasileños e incluso los africanos. Nigeria está creciendo en un 9% al año.

Gran parte de África, habiéndose estancado en los 80 y los 90, ha empezado a crecer como un tigre asiático, elevando gradualmente la esperanza y los estándares de vida, reduciendo inexorablemente las tasas de nacimientos y la pobreza. Dado que en África se encuentra mucha de la población más pobre del mundo, estas son unas excelentes noticias para cualquiera que se preocupe por la humanidad en su conjunto. Hay un largo camino que recorrer, pero cada vez se demuestra más que los pesimistas que dijeron que África jamás podría emular a Asia están equivocados.

¿Triste consuelo para los británicos, dicen? Los tigres asiáticos se han comido nuestro almuerzo: si los leones africanos se están uniendo al banquete ¿qué esperanzas nos quedan? Muchas, la verdad. Sin duda, podríamos haber crecido también más rápido si hubiésemos pedido menos prestado y hubiésemos formado a los ingenieros en vez de a coordinadores de promoción comunitaria. Pero el comercio no es un juego de suma cero. Que otras personas se hagan más ricas significa más clientes para nuestros productos y servicios. Algunas exportaciones europeas a China, que van desde los seguros al perfume, están floreciendo. Las líneas aéreas asiáticas están pidiendo Airbuses como si fueran pizzas.

Hay una oportunidad que debe ser aprovechada.

Además, una década de estancamiento mientras saldamos (o incumplimos, o desinflamos) nuestras deudas, si es eso a lo que nos enfrentamos, no significa una década de estancamiento tecnológico. Los años 30 trajeron una serie de innovaciones —desde el neopreno al nylon, desde Lego a Biro, desde el pan en rebanadas a la televisión— que hicieron que la vida fuese mejor entonces y en la década de 2010. El crecimiento económico funciona ahorrando segundos del tiempo que debes trabajar para permitirte algo que quieres, dejándote ese tiempo libre para satisfacer una nueva necesidad. Cuanto más trabajemos los unos para los otros, y cuanto más aumentemos nuestra productividad con herramientas y combustible, más deseos podremos satisfacer.

Las noticias de la semana pasada de que la localidad de Blackpool se asienta sobre un gigantesco yacimiento de gas, ahora accesible gracias a las nuevas tecnologías. El gas pizarra, barato, limpio y con niveles relativamente bajos de carbono, puede reducir el coste de la electricidad, del transporte y la producción, como ya ha empezado a hacer en América. Eso rebajará los costes de los bienes y servicios, posibilitando a los consumidores a permitirse más, lo que crea empleos y sube los niveles de vida. (Y hace que el aumento de la pobreza energética y la profanación de los paisajes con parques eólicos resulten innecesarios).

Pensemos en el cambio tecnológico de esta manera. Aunque viajaras en el tiempo hasta los años 80, con tu salario moderno, y te vieras más rico que la mayoría de la gente, seguirías sin encontrar maletas con ruedas, señal de teléfonos móviles, vacunas para la hepatitis C o buenos descafeinados con leche en las principales calles. De manera similar, viajen en el tiempo hacia un próspero 2040 sin un aumento de sueldo y verá que es relativamente pobre. Pero piense en los productos que podrá encontrar allí, algunos de ellos proporcionados por los recientemente ricos e inventivos africanos. Que otra gente se haga rica significa otra gente que trabaja inventando cosas para ti.

Por eso se equivoca Matthew Parris cuando dice que el libre mercado no nos garantiza el crecimiento, al menos para el mundo en su totalidad. La generalización de la especialización y el intercambio en todo el mundo hará de todo excepto garantizar al mundo un flujo estable de innovaciones y crecimientos de niveles de vida. Es tarea nuestra asegurarnos nuestra parte de esos beneficios.

Si los británicos siguen viviendo por encima de sus posibilidades, y optando por perdedores seguros como la energía eólica y (Dios no lo quiera) los «productores» definidos por Milliband, entonces sí que nos caeremos en el tablero de la liga económica. Podríamos ser incluso tan estúpidos de emular a Corea del Norte o Somalia y lograr el absoluto declive, perdiéndonos las nuevas ideas, servicios y bienes que el mundo estará produciendo. Pero eso requiere de los esfuerzos heroicos de una locura colectiva que están sin duda más allá de nuestro alcance. ¿Verdad?

Así que, decir que tenemos que volver al trabajo si queremos subsanar la deuda y permitirnos el estilo de vida que creíamos que ya teníamos, es solo la mitad de la historia. A la larga es más positivo que eso. Si volvemos al trabajo, de manera productiva, existe una inmensa oportunidad: de vender suficientes mercancías y servicios a los consumidores del mundo y permitirnos así comprar todas las cosas maravillosas que a su vez pueden proporcionarnos ellos. Así es como podemos duplicar nuestra renta per capita real otra vez, como hemos hecho ya tres veces y media desde 1830.

La prosperidad no es un montón de activos. Es un sistema de oferta y demanda eficientes. Recuérdese lo que dijo Lord Macaulay sobre las consecuencias de la Burbuja de los mares del sur: «Si cualquiera le hubiese dicho a un Parlamento en estado de perplejidad y terror tras la crisis de 1720 que en 1830 la riqueza de Inglaterra sobrepasaría sus sueños más imposibles (…) que la diligencia viajaría de Londres a Nueva York en 24 horas, que los hombres se acostumbrarían a navegar sin viento, y que empezarían a cabalgar sin caballos, nuestros ancestros le habrían dado tanta credibilidad a la predicción como se la darían a Los viajes de Gulliver. Pero la predicción habría sido cierta».

Neutrinos más rápidos que los fotones. Un primer resultado de un estudio del CERN

Publicado por el 1 oct, 2011 en Tercera Cultura | 6 comentarios

por Fernando Peregrín

Neutrinos más rápidos que los fotones. Un primer resultado de un estudio del CERNLos fotones tienen propiedades tales como la polarización que los hacen primordialmente simples pero en realidad compuestos. Al menos desde el punto de vista dualístico de su polarización. Esto les da dimensionalidad al menos dualística respecto del espín, del espacio-tiempo concretamente, y también permite (u origina, según se vea) que interactúen con la materia, También los decelera ligeramente cuando pasan a través de la materia

Por otro lado, los neutrinos, como se observa muchas veces, se propagan a través de la materia la mayoría de las veces sin dejar huella alguna, sin interferencias denotables. Se puede inferir que son “dimensional-cero”, esto es, son puros puntos de materia-energía. Como tales, no deberían ver reducida su velocidad por interacciones con otras partículas mientras que atraviesan la materia.

Esta dimensionalidad o falta de ella, es el factor decisivo para diferenciar entre el neutrino y el fotón. Un corolario de esta propiedad es que los fotones. Dichas partículas elementales existen en la forma de espiral, mientras que lo neutrinos serían partículas que se dirigen verdaderamente en línea recta.

Queda entonces la cuestión de si estos dos modos diferentes de transmisión afectan o no a la velocidad. Se puede suponer que sí.

Otra implicación aún más misteriosa es que, siendo cero-dimensionales, los neutrinos no pueden existir sólo en nuestro espacio-tiempo, sino que pueden existir y moverse en el marco de la “materia oscura”, también. WIMP, otra forma de materia y los neutrinos parece ser que están relacionados. Así, WIMP, materia oscura y neutrinos parecer esta relacionados entre  sí. Los neutrinos son como partículas-puente entre el mundo que observamos y la materia oscura y deben estar dimensionalmente abiertas en el marco de las dimensiones de orden superior de nuestro mundo físico que observamos, tales como el átomo y sus propiedades espacio-temporal.

Con dimensiones abiertas estrujadas en nuestro “espacio” en el que coexisten con la materia oscura, se da la posibilidad de “cuerdas” existiendo como cortacircuitos a través de nuestro las dimensiones físicas de nuestro espacio-temporal.

Potencialmente, los neutrinos viajan a lo largo de estas cuerdas lineales más que estar constreñidos a usar espacio-temporal curvilíneo, como se observa. Esta es una de las hipótesis para explicar por qué los neutrinos puedan concebiblemente a atravesar el espacio-tiempo en intervalos más cortos de los que podemos esperar de los fotones

Los resultados aún no son conclusivos. Pueden ser de varias causas y orígenes. Es posible que la cifra medida como viaje de los neutrinos sea mayor que la que se mide mediante otros procesos convencionales, lo que podría conducirnos, tal y como se ha apuntado antes, a la existencia de más dimensiones que las espacio-tiempo de la física de nuestro mundo tridimensional en el espacio y unidimensional en el tiempo que actuaría de cortocircuito, por así decirlo; cabe la posibilidad, así mismo de un error sistemático en las medidas del CERN, lo que queda aún por desestimar.

¿Por qué es tan importante este resultado, fruto de la colaboración de físicos de CERN y de Gran SASSO, el detector de  neutrinos debajo de la montañas italianas (732m) y a una distancia del haz de neutrinos de 11,4 kilómetros?

Uno de los pilares básicos de la física actual se basa en la existencia de una constante para una velocidad máxima de propagación de las interacciones físicas y que esa constante coincide con la velocidad de la luz. Así, hay una velocidad máxima finita de propagación de las interacciones y dicha constante coincide con la velocidad de la luz.

Si tras revisar todos los datos en busca de errores sistemáticos (se puede darse cuenta con facilidad que las medidas de las distancias y de los tiempos se hacen con precisiones extraordinarias, recurriendo, por ejemplo, a relojes atómicos y otros dispositivos para medir los tiempos y a resultados de los GPS), sigue saliendo el mismo resultado dentro de margen de error previsto teóricamente, habrá que pensar en un nuevo fenómeno físico antes de echar por tierra la teoría de la relatividad, que lo más seguro es que salga reforzada tras este experimento

http://www.wired.com/geekdad/2011/09/neutrinos-and-the-speed-of-light-a-primer-on-the-cern-study/

Argumentando bien se entiende la gente

Publicado por el 29 sep, 2011 en Tercera Cultura | 0 comentarios

por Fernando Peregrín Gutiérrez

Crítica del libro "Si de argumentar se trata" 
de Luis Vega Reñón ed.Montesinos, Barcelona, 2007

Argumentando bien se entiende la gentePara cualquier observador que durante y después de los trágicos sucesos del 11 de marzo en Madrid, principalmente cuando se cumplen aniversarios como el de los diez años que se acaban de cumplir, y el inesperado resultado—a la vista de los sondeos que se habían hecho públicos con anterioridad—de las elecciones de tres días después, haya podido conservar la cabeza fría y el pensamiento crítico, es muy posible que resultara patente la creciente confusión, falta de coherencia argumental e inconsistencia de muchas de las inferencias explícitas e implícitas en las declaraciones de los políticos, de los comentaristas y locutores de radios y televisiones y en una gran mayoría de los artículos de opinión, editoriales e informaciones de los principales y más prestigiosos diarios de circulación nacional. Era difícil de entender, verbigracia, cómo un gobierno, aunque presumiblemente desbordado por los acontecimientos, informara públicamente de unos datos y hechos para a continuación mantener hipótesis cuya veracidad era cada vez menos plausible. O las deducciones sin conexión lógica alguna entre premisas y conclusiones de editoriales y columnistas de casi todos los periódicos, fueran favorables a unos o a otros. Con apasionamiento y mucha incorrección se mezclaban constantemente los hechos y datos conocidos y comprobados con las opiniones sobre sus causas, alcance y significado.

Con el paso de los días, no se hizo aparente que las aguas volvieran a sus cauces, pues siguieron apareciendo en la prensa artículos de opinión, firmados por personalidades muy notables de la política y de la politología y la sociología que mostraban tal pobreza argumental (además, en ocasiones, de confusiones semánticas e irregularidades gramaticales), que ni siquiera apelando a la excusa de la premura de su redacción y publicación, tendrían justificación o disculpa.

Puede resultar sorprendente para algunos esta pobre capacidad argumentativa de muchos de nuestros próceres del periodismo y del comentario político, sobre todo teniendo en cuenta que más de uno se ha formado en una facultad de derecho, y existe una larga y asentada tradición del buen discurso argumentativo en el razonamiento jurídico. Mas lo cierto es que los planes de estudios superiores españoles permiten que un doctor en farmacia, pongo por caso, carezca de las nociones elementales que le permitan, no sólo argumentar correctamente, sino darse cuenta de cuando su interlocutor está recurriendo a una falacia tras otra. Para evitar esta importante laguna, la teoría de la argumentación, o mejor dicho, los intentos de establecer una teoría, pues de momento, y pese a lo mucho que se ha avanzado en los últimos treinta años, no deja de ser un proyecto en marcha (el “joyciano” work in progress, que dicen los anglohablantes), debería incluirse lo antes posible en casi todos los planes de estudio. Una de las ventajas que tiene la lectura de Si de argumentar se trata es que su autor es catedrático y reputado especialista en historia de la lógica, por lo que, constantemente, nos informa también de los orígenes (que se remontan, como sabrá cualquier lector no lego en la materia, a Aristóteles) y del desarrollo del intento de dar a la teoría de la argumentación una cierta demarcación en el campo de las ciencias y de poner en marcha esta nueva disciplina con el mayor rigor posible. No es infrecuente leer opiniones escépticas respecto de la posibilidad de darle formato científico a la argumentación, algo tan abierto y tan difícil de acotar. Sin embargo, otros—y yo entre ellos—opinamos que el esfuerzo merece la pena y que se puede avanzar mucho, con el apoyo del enorme progreso que han hecho ya la pragmática y la pragma-dialéctica, especialidades a las que es difícil ya negar su cada vez más sólida consolidación como ciencias. El escepticismo de algunos, creo yo, está basado en que la teoría de la argumentación se aborda desde distintos enfoques de ese magma insondable, desde ese revoltijo informe que se denomina análisis del discurso (a veces, análisis crítico del discurso, cuando de crítico no tiene nada). El enfoque de Vega Reñón es el filosófico analítico y naturalista, sin que ello signifique ignorar las aportaciones de la lingüística si es menester. Asimismo, su orientación está en línea con las doctrinas más serias del análisis del discurso, el “acto de habla” (traducción literal de speech act, uno de cuyos principales pioneros y expertos del moderno enfoque es John R. Searle. Cf.: Speech Acts. An Essay in the Philosophy of Language. Cambridge, 1969). Relacionado con esta perspectiva de la teoría de la argumentación, está también el llamado “pensamiento crítico” (traducción literal de Critical Thinking, una de las poderosas herramientas del moderno escepticismo racional y científico). Basten estos breves datos para que el lector con algún conocimiento de estas materias se aperciba de dónde debe situar el libro de Vega Reñón, muy lejos, por supuesto, de la parafernalia de libros, artículos y ponencias que, inspirándose o apoyándose en el relativismo cultural y gnoseológico del posmodernismo, de la antropología multicultural extrema, de la sociología literaria antiempírica, y de la politología alternativa, hacen del análisis del discurso una bazofia intelectual arcana con cursilería y pretensiones de profundidad hermética.

Siendo un libro muy interesante y recomendable, creo que es susceptible de mejorarse. No tanto por la claridad, la naturalidad del relato, sin que se resienta por ello el rigor, y la abundancia de ejemplos, sino por algunos contenidos. Se nota cierta precipitación en la finalización y publicación, pues abundan las erratas. La extensa disertación sobre la argumentación del fallecido Alfredo Deaño a favor de la naturaleza trascendental de la lógica formal y de su unicidad es larga y muy técnica, por lo que parece escrita para expertos más que para los que se acerquen al libro con intenciones de aprendices. A cambio, me hubiera gustado un tratamiento más extenso de la lógica informal—tan relacionada con las teorías de la argumentación—y de su conexión con la llamada “psicología popular” (folk psychology), así como más páginas dedicadas a las falacias, llenas de buenos ejemplos. Es verdad que hay mucha literatura sobre las falacias, y que el autor considera que si bien se puede intentar buscar una teoría de la argumentación desde la bondad de ésta, es imposible hacerlo desde la perspectiva de los errores y falacias; mas tengo para mí que un autor nunca se pasará de lo acertado en un tratado introductorio a la teoría de la argumentación como es este del profesor Vega, por muchos ejemplos de falacias que exponga y diseccione.

Aunque el libro lo puede leer casi en su totalidad una persona instruida, hay partes que requieren, para su mejor comprensión, unas buenas nociones de lógica formal, aunque en notas a pie de página, el autor ha intentado ayudar al lector lego en la materia a que no se pierda del todo cuando argumenta sobre cómo apercibirse de que se ha desvirtuado el uso del Modus Ponens o se ha permutado indebidamente operadores lógicos en una argumentación dialéctica. En resumen, Si de argumentar se trata quiere ser una introducción a los análisis y estudios hoy en curso sobre la argumentación, a través de los actuales planteamientos lógicos, dialécticos y retóricos de la buena y de la mala argumentación. Pero también es una invitación a su buena práctica o, al menos, a saber a qué atenernos cuando argumentamos o nos argumentan, pues toda intervención en este dominio nos hace responsables de la suerte de nuestra comunicación interpersonal, sea en la esfera pública o privada. En suma, si de argumentar se trata, habremos de hacerlo bien en vez de hacerlo mal o de jugar a otra cosa.

Página 30 de 63« Primera...1020...282930313233...405060...Última »